El déficit comercial se cuadruplicó en julio, pese al menor coste del petróleo

El déficit comercial español fue en julio pasado de 98.406 millones de pesetas, casi cuatro veces superior al del mismo mes de 1985, según los datos publicados ayer con gran demora por la Dirección General de Aduanas. Mientras se aceleraron las compras -un 38,8% superiores a julio anterior si se excluyen los productos energéticos-, las ventas se han deteriorado.A juzgar por las cifras de Aduanas, que hace semana y media las había entregado al ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, las exportaciones descendieron durante el mes de julio un 3,9% en pesetas (hasta 358.476 millones) y las importaciones aumentaron el 16,2% (hasta 456.882 millones). En dólares, debido a que esta divisa ha pasado en un año de 169 a 137 pesetas, las compras crecieron el 43% y las ventas el 18,21%, de forma que el déficit se ha multiplicado por cinco (de 113 a 706 millones).

En los siete primeros meses ¡del año, pese a que las importaciones de crudos han caído un 47,51% (413.698 millones de pesetas menos que en enero-julio de 1985), el déficit comercial ha crecido un 7,75% en pesetas, hasta situarse en 549.617 millones. Las compras totales han disminuido un 4,19% (hasta 2,8 billones) debido a que las no energéticas crecieron el 13%. El descenso de las exportaciones ha sido inferior.

Portavoces oficiales, atribuyeron el fuerte incremento de las importaciones no energéticas a la recuperación de la demanda -indicador de la actividad interior- y al impacto de apertura a la CE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS