Octavio Paz apoya a Vargas Llosa en su polémica con Günter Grass

El escritor mexicano Octavio Paz afirmó ayer en Sevilla que algunos escritores europeos hablan de Latinoamérica "guiados de buenos sentimientos, pero con una miopía histórica extraordinaria", refiriéndose a la polémica que mantienen el escritor peruano Mario Vargas Llosa y el alemán Gunter Grass. "Tengo más simpatías por Vargas Llosa porque comprendo las dificultades que tenemos los escritores independientes con nuestros colegas europeos para hacernos entender en Europa", dijo Paz.

Octavio Paz, que afirmó que "Günter Grass aprueba en Latinoamérica gobiernos que a él le repugnarían en Europa", se encuentra en Sevilla con motivo de la inauguración de la cuarta edición de los cursos de otoño de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Pese al contenido poético de su visita, el premio Cervantes mexicano se pronunció sobre aspectos de la actualidad de América Latina: "Me asusta lo de Chile y quisiera un tránsito a la democracia sin violencia, como en España, Argentina, Uruguay o Brasil". 'Preguntado por las supuestas semejanzas entre los partidos gobernantes de España y México, el PSOE y el PRI, respectivamente, Octavio Paz respondió: "El PRI fue creado por el Gobierno como instrumento, frente al peligro de los césares revolucionarios, que pueden llamarse Fidel Castro... En su momento fue útil, pero ahora paraliza al país".El autor de El laberinto de la soledad, que realizó una lectura de sus poemas como acto inaugural de los cursos de otoño de la UIMP, tuvo una especial referencia para Luis Cernuda, a quien conoció en Valencia antes de la guerra mundial, y para los pintores Antoni Tápies y Joan Miró, cuya pintura relacionó con el hecho urbano. Su recital concluyó con un largo poema sobre la ciudad, sobre sus grandezas y sus miserias: "La ciudad no es un infierno, es el escenario del siglo XX".

Modernidad

Durante su estancia sevillana, Octavio Paz ha hablado de literatura, de la vida cotidiana, de la política y de la modernidad. En su opinión, los escritores del siglo XX tienen que dibujar interrogantes -"¿De dónde venimos?, ¿a dónde vamos?, ¿qué hacer con la libertad?, ¿qué hacer con la abundancia?"-, a diferencia de escritores de otras épocas, como los españoles del siglo XVII, a los que se les pedía formas hermosas", o a los románticos. Sobre el sentido de la literatura en los tiempos presentes, dijo que los medios de comunicación trabajan con la ficción de que el público es semejante, "y no es cierto, porque hay lectores de poesía diferenciados que son casi una secta".En otro momento estableció su relación con Andalucía porque "desde muy niño leía a españoles, sobre todo a los de la generación del 27, que muchos eran andaluces".

Creación

Poetas como Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda o Manuel Altolaguirre "resucitaron la creación", según Paz. El escritor ha encontrado tales transformaciones en la España de 1986 que, a su juicio, "se dan todas las posibilidades para un despertar de la literatura española, para el comienzo de un renacimiento".El rector de la UIMP, Santiago Roldán, destacó tres aspectos de los cursos: la prioridad de los temas humanísticos, convertir esta sede en lugar de encuentro de profesores y especialistas de España e Iberoamérica, e intensificar las relaciones de la universidad con el entorno institucional y empresarial para conseguir "una más sólida relación con la sociedad".

El primer curso, cuyo título es El arte y el mal, está dirigido por Antonio Saura y Antonio Urrutia, dentro del bloque de humanidades. Otro grupo, dedicado a temas andaluces, cuenta con un seminario titulado Andalucía siglo XXI, dirigido por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, José Miguel Salinas. En el ámbito de las ciencias se abordará la situación de las energías renovables, y en el capítulo dedicado a Latinoamérica, los especialistas debatirán sobre la Identidad del pensamiento iberoamericano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de septiembre de 1986.