Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aislar a Suráfrica, principal objetivo de la 'cumbre' de los 'no alineados' en Harare

Una buena parte de los dirigentes del Tercer Mundo se encuentra desde ayer en Harare, la capital de Zimbabue, donde hoy se inaugura la 81 cumbre del Movimiento de Países No Alineados, con el objetivo principal de aislar un poco más al régimen racista de África del Sur. La conmemoración del 25º aniversario de la fundación del movimiento -en el año 1961, en Belgrado- permitirá celebrar solemnemente los logros obtenidos por sus miembros durante estos años en la lucha contra el colonialismo.

Las llegadas más destacadas al aeropuerto de Harare, donde desde la mañana del sábado van llegando a intervalos de media hora los 101 jefes de delegación, fueron ayer la del presidente de la República Islámica de Irán, Ali Jamenei, y la del de Cuba, Fidel Castro. Es la primera vez que el jefe del Estado iraní participa en una cumbre de los no alineados, en cuyo centro de conferencias se sentará a poca distancia del jefe de la delegación iraquí, el viceprimer ministro, Taha Yssine Ramadán, llegado a Harare pocos antes que él.Nada más bajar del avión, el presidente Jamenei estuvo protegido por varios guardaespaldas iraníes y, una vez rendidos honores, subió a un coche blindado que le trasladó a su residencia, un lujoso chalé de la época colonial que el Gobierno zimbabuo ha alquilado a precio de oro para los seis días que dura la cumbre.

La llegada de Castro, incierta hasta el último momento, promete, según los observadores, una animada batalla entre bastidores para la designación de la próxima presidencia del movimiento dentro de tres años y tras la presidencia que ahora inicia el zimbabuo Robert Mugabe. Cuba apoya a fondo la candidatura de Nicaragua, su gran aliado en la región centroamericano-caribeña y única aspirante oficialmente declarada. Existen, sin embargo, numerosas reticencias entre las delegaciones presentes, donde junto a una cincuentena que se pueden considerar a medio camino entre Washington y Moscú, predominan las pronorteamericanas.

Declive

Pese a la celebración del 25º aniversario de la fundación del movimiento y a los logros obtenidos por el grupo en la lucha contra el colonialismo, algunos observadores aseguran que el espíritu del no alineamiento se apaga. Estas versiones se apoyan en el hecho de que, frente a los más de 60 jefes de Estado o de Gobierno que asistieron a la cumbre precedente en Nueva Delhi, apenas serán 50 los dirigentes de primer rango que se reúnan en Harare. Entre los grandes ausentes figura el presidente de Costa de Marfil, Felix Houphouet-Boigny, partidario del diálogo con Suráfrica y que ha renovado recientemente relaciones con Israel y con Marruecos. La llegada del líder libio, Muammar el Gaddafi, y del presidente egipcio, Hosni Mubarak, se consideraba ayer muy improbable.

La sede de la cumbre fue desalojada ayer durante casi cinco horas debido a una amenaza telefónica de bomba. A media mañana, los servicios de seguridad del centro de conferencias pidieron a todas las personas que se hallaban en su interior que abandonaran el edificio. Sólo la policía y los miembros del servicio de seguridad interior tuvieron acceso al lugar en las cinco horas siguientes.

Se trata de la cuarta amenaza de bomba en 10 días contra la sede donde hoy se inaugurará la cumbre. Sin embargo, fuentes del Ministerio zimbabuto de Exteriores negaron ayer la realidad de dichas amenazas y aseguraron que son "invenciones" de los medios de comunicación occidentales. La versión oficial zimbabua es que el edificio fue cerrado ayer para comprobar que el funcionamiento del mismo es óptimo y reúne las máximas condiciones de seguridad en prevención de incendios o cortocircuitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de septiembre de 1986

Más información

  • La sede de la reunión, que se inaugura hoy, desalojada por una amenaza de bomba