Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sindicalista Juan Lechín no descarta un golpe de Estado

El líder de la Central Obrera boliviana, Juan Lechín Oquendo, afirmó ayer que no descarta que un golpe de Estado se produzca en las próximas horas o días en Bolivia. "Mi país ha conocido más golpes de Estado que años de independencia", dijo Lechín. "El estado de sitio es una primera etapa, pero es posible que las fuerzas armadas intervengan", añadió.El dirigente sindical, que llegó ayer por la mañana a Bruselas invitado por la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres, aseguró "no estar sorprendido por el estado de sitio decretado por el Gobierno de Víctor Paz Estensoro, y calificó la medida de "nuevo acto de inhumanidad" y "prueba del temor del Gobierno a las criticas, así como de su escaso espíritu democrático".

Lechín recordó que es la segunda vez en un año que se decreta el estado de sitio en Bolivia, y opinó que en esta ocasión se trata "de una venganza" del presidente de la República, Victor Paz Estensoro, "contra los mineros que contribuyeron a su derrocamiento en 1964". Asimismo, destacó que el estado de sitio ha sido declarado después de que hubieran salido de Oruro los participantes en la marcha por la vida, integrada por los mineros del estaño y sus familias, que se dirigen hacia la capital del país. Lechín señaló que, una vez declarada la medida de fuerza por el Gobierno, los mineros se encuentran "en una situación inhumana, pues no tienen donde guarecerse ni conseguir alimentos".

El dirigentes sindicalista calificó, por otra parte, de "atentado contra la soberanía nacional, insulto al orgullo del pueblo y desprecio a las fuerzas armadas bolivianas" la presencia de fuerzas militares estadounidenses en Bolivia para intervenir en la lucha contra la droga."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 1986