Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS construye una nueva base naval y otra aérea en la peninsula de Kola, según datos de un satélite de EE UU

La Unión Soviética construye en la actualidad un nuevo aeropuerto militar y una nueva base para sus submarinos estratégicos en la península de Kola (al noreste de Noruega, en el mar de Barents), según un informe de dos investigadores civiles basado en fotografías tomadas por un satélite y hecho público en Oslo. De acuerdo con estas informaciones, los soviéticos están construyendo la base aérea para alojar a sus bombarderos nucleares supersónicos Blackjack, capaces de alcanzar objetivos en Estados Unidos.

Los investigadores Tomas Ries y Johnny Skorve, del Instituto Noruego de Estudios de Política Exterior (NUPI), han trabajado con fotografías del satélite norteamericano de investigación geofísica Landsat, de una resolución de 30 metros. Esto significa que cualquier objeto de ese tamaño puede ser identificado en la fotografía.Según estas imágenes, el aeropuerto en construcción en las proximidades del río Shagui tiene una pista de 4.600 metros de longitud -suficiente para la utilización de los nuevos bombarderos estratégicos Blackjack- por 500 de ancho. El informe del citado instituto añade que las manchas que se aprecian alrededor de la pista revelan una considerable actividad de construcción.

Las fotos, tomadas el año pasado, muestran igualmente que la costa de Murmansk, en la frontera noruega, está repleta de instalaciones navales, entre ellas una nueva base, en Gremija, al Este, aparentemente destinada a recibir a los mayores submarinos del mundo, los Typhoon, armados con misiles nucleares intercontinentales.

Un buen arsenal

De acuerdo con este informe, los soviéticos tienen 24 bases aéreas en la península de Kola, lo que supone una capacidad de 500 aviones en caso de guerra, y siete bases de submarinos, incluida la de Gremija. Sólo una de esas bases aéreas dispone de una pista de la misma longitud que la que actualmente se construye en las proximidades del río Shagui.

Skorve, que es geógrafo y astrónomo, trabaja en la universidad de Oslo. Ries, por su parte, es un experto finlandés en potencial militar soviético. En la conferencia de prensa en la que se dio a conocer el informe el pasado viernes, Ries manifestó que la información obtenida del análisis de las fotografías del Landsat no representaba ninguna novedad para los expertos militares occidentales con acceso a dichas imágenes.

Según Ries, la Unión Soviética puede estar intentando reforzar la capacidad de sus bombarderos estratégicos en relación con sus misiles balísticos, en contrapartida a la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) norteamericana. La SDI, más conocida como guerra de las galaxias, es un proyecto para lograr un sistema antimisiles radicado en el espacio.

No obstante, Reis precisó que la construcción de la base aérea de Shagui se inició antes de que el presidente norteamericano, Ronald Reagan, anunciara sus planes sobre la guerra de las galaxias.

Por otra parte, miles de moscovitas acudieron ayer a varias manifestaciones por la paz, organizadas oficialmente. Forman parte de una intensa campaña de propaganda para apoyar la ampliación por parte del Kremlin de la moratoria unilateral de pruebas nucleares.

Desde por la mañana temprano, miles de manifestantes, con banderas rojas y pancartas con la frase "No a la guerra", se dirigían hacia los puntos de reunión: los parques de Gorki y Sokolniki, una fábrica de automóviles y el estadio de Luzhniki. Una vez allí, dirigentes sindicales, del Comité Estatal por la Paz y de la organízación de las juventudes comunistas (Komsomol) hicieron llamamientos al desarme y de apoyo de la iniciativa soviética de suspender las pruebas nucleares hasta el próximo 1 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de agosto de 1986

Más información

  • Miles de moscovitas se manifestaron ayer en favor de la paz