Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo de 'Metropolis' quiere que el programa vuelva a ser semanal a partir de octubre

El programa Metrópolis, que se emite de lunes a viernes por TVE-2, ha superado los seis meses de existencia en su nueva fórmula diaria. Considerado como el oasis cultural de la segunda cadena, ha destacado en el tratamiento exhaustivo y puntual del arte alternativo. El balance de estos casi siete meses es positivo, según su director, Alejandro G. Lavilla, aunque el equipo que lo realiza se siente desmoralizado en cuanto al tratamiento horario que recibe. "El programa seguirá", manifestó ayer a este diario Lavilla, "pero lo que cuestionamos es su periodicidad. Hemos planteado a la dirección de TVE que a partir de octubre vuelva a ser semanal".

El equipo de Metrópolis ofrecerá a partir de octubre una serie de coproducciones. La primera de ellas, en la que se trabaja ya, es Galicia caníbal, una coproducción de videoarte con Javier Fernández Villaverde. "Estamos luchando por ofrecer una fórmula mucho más abierta. Metrópolis no es un programa de autor, es una muestra de lo que ofrecen los nuevos creadores. Por ello queremos llegar a coproducciones regulares de videoarte".Lavilla considera positivo el resultado de estos seis meses. "Hemos conseguido una gran coherencia entre lo que queremos hacer y lo que hacemos". El objetivo del programa era y es cubrir una serie de temas. que apenas eran tratados en los informativos de la casa. "Nos he mos planteado el tratamiento de la nueva creatividad con todo rigor y desde un punto de vista periodístico". Lavilla prefiere el término nuevos creadores o nuevas tendencias a arte alternativo "Lo que se denomina como arte alternativo ya no tiene el mismo significado que antes. Creo que ahora lo que engloba ese concepto es lo único válido. Intentamos ofrecer todo cuanto realizan los nuevos creadores, nuevos que no únicamente jóvenes, que mantienen planteamientos innovadores. No queremos incidir en los nombres de siempre, sino difundir nombres nuevos que se incorporan a la creatividad en campos no convencionales".

Una de las claves de Métrópolis es, según Lavilla, la absoluta libertad con que trabajan. "Nunca ha habido una imposición, ni siquiera una sugerencia. La única imposición que hemos tenido es hacer el programa diario". Lavilla explicó que cuando la dirección de TVE decidió pasar el programa de semanal a diario se hizo en contra de la voluntad del equipo. "No existe suficiente demanda ni tenemos la continuidad garantizada en el horario. Por ello hemos considerado conveniente pedir que vuelva a ser semanal". La cuestión del horario es uno de los aspectos que más preocupa a Lavilla. Metrópolis se emite, o mejor dicho está programado para emitirse, a las doce de la noche y a las 00.30 en los meses de verano. "Pero este horario no se cumple nunca. Sale con oscilaciones de más o menos media hora como mínimo y a veces hasta de hora y media. Por otra parte, cualquier excusa es buena para no emitir el programa. Lo llevamos con notable resignación, pero estamos un poco desmoralizados". Emitir el programa de lunes a viernes ha significado un considerable esfuerzo para el equipo. "Hacemos el programa el mismo equipo que antes, 10 personas, y con unos pocos medios más. Ello ha significado que en muchos casos hemos tenido que bajar el nivel de autoexigencia. Antes, por ejemplo, nos habíamos prohibido la voz en off y las entrevistas y, en cambio, ahora tenemos que recurrir frecuentemente a ellas. Hacemos un tremendo esfuerzo y hemos tenido que renunciar a una cierta calidad".

Lavilla considera adecuada la hora de emisión de Metrópolis pero le parece injusto que se emita prácticamente todos los días después de programas minoritarios. "Esto no sucede en ninguna televisión del mundo. Nosotros no pretendemos cambiar de horario. Estamos de acuerdo en ser el furgón de cola de TVE-2 y que los que lo quieran ver lo hagan por decisión de verlo, que sea puramente un acto volitivo. Pero, no me parece justo que los lunes se emita después de un programa religioso, los martes, de uno taurino y los miércoles, después de otro religioso".

Durante los tres meses de verano el programa ofrece reposiciones. "Es una especie de antología", explicó Lavilla, "de todos los nuevos creadores que han pasado por el prograina". Mañana, emitirá, por ejemplo, un reportaje sobre el director de teatro Tadeusz Kantor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de agosto de 1986