Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La gresca de Benalup y Medina Sidonia

Vecinos de distintas localidades andaluzas protagonizan desde hace años sus pequeñas y, particulares guerras de la independencia. Localidades separadas por una veintena de kilómetros pertenecen a un mismo ayuntamiento, lo que provoca supuestas o reales discriminaciones y perjuicios para los vecinos de las poblaciones que no cuentan con la casa consistorial. en su demarcación. La sangre no llega al río, pero las manifestaciones, cortes de carreteras generales y enfrentamientos entre vecinos constituyen las continuas y repetidas batallas de Zagra y Benalup de Sidonia-Casas Viejas por divorciarse de los ayuntamientos de Loja y Medina Sidonia y conseguir su independencia.

En Benalup de Sidonia-Casas Viejas (Cádiz) se espera la reanudación de su proceso de segregación del ayuntamiento de Medina Sidonia, cuya corporación debe ser convocada en pleno a tal efecto antes del 7 de agosto. Durante un año la reivindicación ha permanecido prácticamente paralizada, y en ese tiempo el PSOE, que cuenta con la mayoría en ambas poblaciones, no ha conseguido encontrar una solución para el auténtico problema: decidir la extensión del término que deberá incorporarse al nuevo municipio. La confrontacien política llegó a la protesta en la calle desde el pasado verano.Las primeras iniciativas legales de independencia datan de 1952, aunque el actual proceso se afianzó en 1977. El reconocimiento político que considera justa tal pretensión, ha quedado patente desde entonces en varios acuerdos toma dos por diversas corporaciones.

Cerca de 20 kilómetros separan a las dos localidades. Benalup cuenta con 5.000 habitantes, quienes eligen a nueve de los 16 concejales que tiene el ayuntamiento de Medina, en estos momentos todos son del PSOE menos un independiente. Por su parte, Medina tiene 9.000 habitantes y elige a siete concejales, en la actualidad seis son expulsados del PSOE -incluido el alcalde, Agustín de la Flor- y uno de AP. La aprobación de un expediente de segregación exige 11 votos.

El término municipal de Medina cuenta con 53.400 hectáreas. En las primeras reivindicaciones de independencia desde Benalup y atendiendo únicamente a criterios de proporcionalidad en el número de habitantes, se pedía un término propio de 22.000 hectáreas. En estos momentos hay otro planteamiento pero siguen alejadas las posturas: por un lado solo se quieren ceder 2.500 hectáreas; para los aspirantes a la segregación esto sería estrangular su futuro y solo negociarán en base a las 8.000 o 9.000 hectáreas.

El debate ha provocado la crisis municipal y luchas intestinas en el partido gobernante, el PSOE. El inicial apoyo de la dirección provincial de los socialistas a las tesis segregacionistas le costó al partido la disolución de su agrupación local en Medina y la expulsión de los que eran sus concejales. Sin embargo, la reacción popular motivó un cambio de posición de los socialistas a partir del 22 de agosto de 1985. En aquella fecha unas 1.500 personas, encabezadas por la Comisión Pro Término de Medina, invadieron el ayuntamiento e impidieron que la corporación votara a favor de la segregación. La violenta acción tuvo como consecuencia varios procesamientos que aún no están resueltos.

El recrudecimiento de la situación provocó que el proceso político se paralizara hasta ahora. A partir de aquel momento el PSOE comenzó a apoyar la tesis de la Comisión Pro Término, hasta el punto de que en su nueva agrupación local están bastantes miembros de la citada comisión.

La crisis socialista se anuncia ahora en Benalup, donde los concejales del PSOE están dispuestos a seguir adelante aunque tengan que irse del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de agosto de 1986