Muere a los 94 años Ayerell Harriman, influyente diplomático de Estados Unidos

Averell Harriman, diplomático norteamericano de alto rango que influyó durante cuatro decenios en la política exterior de Estados Unidos y desempeñó un papel importante en la II Guerra Mundial, murió ayer en su casa de Yorktown Heights, (Nueva York) a los 94 años de edad. Harriman falleció a consecuencia de una dolencia renal complicada con una neumonía.Banquero millonario, heredero de una gran fortuna por la construcción del ferrocarril en el siglo XIX, Harriman sirvió, en puestos de gran responsabilidad, a los presidentes de Estados Unidos Franklin Roosevelt, Harry Truman, John Kennedy y Lyndon Johnson, entre otros.

Miembro destacado del Partido Demócrata, Harriman fue entre 1955 y 1959 gobernador de Nueva York, donde había nacido en noviembre de 1891. Hijo de un republicano, Harriman desarrolló una intensa actividad en los negocios, la política y la diplomacia. Fue presidente de la Union Pacific Railroad y secretario de Comercio, así como embajador de su país en la Unión Soviética, entre 1943 y 1946, y el Reino Unido. -

Durante su misión diplomática en Moscú se convirtió en la personalidad norteamericana que mantuvo un trato más prolongado con Stalin. Harriman intervino en las conferencias de Teherán, Yalta y Postdam. El presidente Truman le nombró responsable del Plan Marshall de ayuda a Europa occidental después de la II Guerra.

Al finalizar el decenio de los sesenta, Harriman encabezó la delegación norteamericana durante las negociaciones de paz iniciadas en París con Vietnam del Norte. El ex secretario de Estado de EE UU Dean Rusk definió ayer a Harriman como "uno de los diplomáticos más finos que este país ha tenido en todo el período de la posguerra".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS