Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Milicia Catalana tenía información muy reservada sobre independentistas catalanes

Los dos presuntos miembros de la organización ultraderechista Milicia Catalana detenidos el pasado día 17 en Gerona tenían en su poder "datos muy precisos sobre las actividades de varias decenas de independentistas catalanes", según fuentes que han tenido acceso a los documentos intervenidos por la policía. "Las características de la información que estaba en poder del grupo sugieren que los dos detenidos estaban amparados por una estructura importante o que, en su defecto, tenían acceso a datos reservados de los archivos policiales y a información muy restringida", según las mismas fuentes.Este hecho avalaría la hipótesis de algunas organizaciones nacionalistas radicales de que Milicia Catalana "formaba parte de una trama fascista". Uno de los detenidos, Carlos Francisoud, ha reconocido su participación en la mayoría de los 17 atentados atribuidos a la organización.

Los dos detenidos, Juan Carlos Criado Guasch, de 23 años, y Carlos Francisoud Araguas, de 20, ingresaron en la madrugada de ayer en la cárcel Modelo y en la Trinitat, respectivamente, donde permanecen a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

Las fuentes informantes expresaron su sorpresa por la "gran precisión y abundancia de datos" sobre varias decenas de independentistas catalanes que había logrado reunir la organización: "Hay información muy precisa, como participación en manifestaciones, número y fecha de detenciones, etcétera, que es casi imposible obtener sin el concurso de una organización potente o de fuentes capaces de acceder a los archivos policiales".

A la nota oficial difundida por la policía tras las detenciones se adjuntó una relación de los efectos intervenidos al grupo. Se mencionaba la existencia de un libro con anotaciones sobre grupos independentistas y de dos folios con una listas de personas "catalanistas". Sin embargo, la policía no precisó el alcance de la información contenida en estos documentos.

Recaudación de fondos

Las citadas fuentes informantes señalaron también que de la documentación intervenida se desprende que Milicia Catalana estaba preparando algunas acciones para obtener fondos para financiar sus actividades. Al parecer, el grupo tenía informes muy precisos sobre los sistemas de seguridad de determinados establecimientos bancarios. Esta misma semana se supo también que había intentado extorsionar a varios industriales con idéntico objetivo.Criado y Francisoud tenían además, según informó la policía, un informe del Ministerio del Interior sobre el atentado a la revista El Papus, un informe confidencial sobre el intento de golpe de Estado del 23-F y dos documentos de identidad del Ejército en blanco. Sin embargo, la policía no especificó la procedencia de estos documentos.

Las citadas fuentes revelaron que, en sus declaraciones a la policía, Carlos Francisoud Araguas, alias Jordi, reconoció haber participado, "junto a otra persona, que identificó como Marti", en la mayoría de los 17 atentados atribuidos a la organización. Martí podría ser, según se desprende de la documentación intervenida a los detenidos, el comandante general de Milicia Catalana, Juan Carlos Criado, que se negó a prestar declaración.

El primer atentado atribuido a Milicia Catalana se cometió el 26 de agosto del pasado año contra un local de la organización nacionalista radical Crida a la Solidaritat. En septiembre de 1985, tras cometer dos nuevos atentados contra una sauna y una librería sexológica, la organización cesó temporalmente en sus actividades. Reapareció el pasado 30 de junio al asaltar con una escopeta de caza tres locales de ambiente gay situados en Barcelona.

Del 1 al 14 de julio Milicia Catalana reivindicó otros 10 atentados cometidos en Barcelona. Tres días después, tras provocar la explosión de un artefacto en la sede del Moviment d'Esquerra Nacionalista (MEN), en Gerona, Criado y Francisoud fueron detenidos y se les aplicó la ley antiterrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de julio de 1986

Más información

  • Los 'ultras' conocían datos concretos sobre la actividad de los nacionalistas