Calviño presenta los nuevos sistemas informáticos para el control de audiencia y la gestión de RTVE

El director general del Ente considera cumplido su mandato estatutario

José María Calviño, director general de RTVE, presentó ayer, días antes de dar por finalizado su mandato, la implantación, en período de prueba, de los audímetros qué permitirán conocer a diario la audiencia de los programas de Televisión Española, así como la puesta en marcha de sistemas informáticos para la gestión de tesorería, del inmovilizado y del control de inventarios. Calviño afirmó que RTVE pasaba así de la edad de los metales a la informática y que el Ente tendrá este año un superávit financiero de 6.000 millones de pesetas.

Con la puesta en marcha de estos sistemas, se cierra "el ciclo y el paso de una empresa que estaba en la edad de los metales, y en una contabilidad manual, a una etapa en la que la informática está implantada" en el Ente, dijo Calviño. "Creemos que se ha hecho en un tiempo razonable, y ha supuesto un esfuerzo enorme del equipo directivo y de los trabajadores". El director general añadió, a la espera de dar una conferencia de prensa esta misma semana o la próxima, cuando se dé a conocer el nombre de su sustituto, que RTVE tendrá este año un superávit financiero de aproximadamente 6.000 millones de pesetas. Dijo igualmente que una de las consecuencias que tendrá la implantación de sistemas informáticos es precisamente conocer perfectamente la casa y racionalizar la gestión en todos sus aspectos.Los sistemas informáticos presentados ayer forman parte del programa de gestión conocido como Plan Integral de Mecanización e Informatización de RTVE (PIMI), diseñado y ejecutado, con la colaboración de cinco empresas consultoras, por el Gabinete de Planificación del Ente Público, que dirige Ricardo Visedo. Dicho plan se considera en RTVE como la clave de los avances conseguidos en la gestión, si bien están pendientes de implantación "al cien por cien", según la expresión de Calviño, sistemas como el de la contabilidad analítica.

Calviño elogió ayer el trabajo desarrollado por el gabinete de planificación y de los colaboradores inmediatos de Visedo que asistieron al acto, Manuel Ortiz, Pedro Párbole y Juan Luis Méndez. Calviño informó que Juan Luis Méndez, hasta ahora jefe del Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE, ha sido nombrado director de Estudio General de Medios (EGM), cargo en el que sucede a Domingo Lozano, que a su vez ha sido nombrado director general de Ecotel.

El "sistema de información de gestión de inmovilizado y control de inventarios" afecta a 252.631 elementos, agrupados en 45.542 informes. RTVE estima que "el valor residual de las cuentas Terrenos y bienes naturales y Edificios y otras construcciones puede ascender a la cifra de 20.000 millones de pesetas". El coste total de la informatización asciende a aproximadamente 1.100 millones de pesetas.

Los audímetros permiten medir el uso que los espectadores hacen del televisor y la opinión que les merecen los programas que ven, incluso en intervalos de tiempo inferiores al minuto. Se instalarán en 1.500 hogares distribuidos por toda España.

El audímetro ha sido diseñado íntegramente por la empresa española Amper, que preside el primer director de TVE nombrado por Calviño, el ingeniero Antonio López. Este audímetro, Tevimit 100, a diferencia del implantado en otros países, permite la realización de encuestas entre la audiencia y la visualización de textos en la pantalla del televisor. El equipo para la recogida de datos está instalado en un mueble que se sitúa debajo del televisor, a semejanza de un magnetoscopio.

Los datos del audímetro son transmitidos por vía telefónica a una unidad central para la recogida y procesamiento informático de los mismos, que permitirá saber a diario el número de telespectadores, tipología de los mismos, qué cadenas, qué programas y a qué horas, así como la opinión que tienen de los mismos. La explotación de toda esta información ha sido adjudicada a Ecotel, empresa constituida expresamente para esta misión por Eco y Ente¡. Ayer se presentó la puesta en marcha de los 150 primeros audímetros, instalados por Amper en Madrid.

Calviño afirmó, ante las reiteradas preguntas de los periodistas, que se le había pedido continuar en el cargo, pero que considera cumplido su mandato estatutario y que "no tiene sentido seguir". "Yo no tengo vocación de correcargos", dijo; "a mí no hay que buscarme acomodo o colocarme. Vuelvo a mi ejercicio de abogado. Me reciclaré en unos meses. Par mí esto es una liberación. Dejaré de ser Prometeo encadenado, aunque nunca renunciaré a mi vocación prometeica ni a la lucha política, ahora desde el tendido del 8". Añadió que cualquier miembro del Comité de Dirección de RTVE está capacitado para sustituirle. "Me váis a echar de nienos", dijo a los periodistas, "porque os he dado titulares por docenas. He sido asequible y largón. No me enfado nunca con vosotros. No os pido que me dediquéis un editorial, pero sí que digáis, al menos, que no soy tan malo".

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS