El incendio de la Jonquera, reavivado, se dirige a Francia tras arrasar 15.000 hectáreas

Un fuerte garbí (viento del suroeste) reavivó, a las dos de la tarde de ayer, los dos focos que continuaban activos, aunque controlados desde la noche anterior, del incendio forestal que se inició en Francia el pasado sábado. Uno de los focos evolucionaba con gran rapidez en dirección a Francia. Fuentes de la Generalitat informaron que la superficie calcinada en la provincia de Gerona supera las 15.000 hectáreas, de las que un 20%, aproximadamente, estaba poblado de arbolado.

En la provincia de Tarragona las llamas consumieron otras 500 hectáreas de olivos, pinos y matorral en los incendios declara dos el domingo en Vilanova d'Escornalbou y Tortosa. A media tarde de ayer, este último no había podido ser controlado.A mediodía cesó la fuerte tramontana que desde el sábado afectaba a la zona norte de la provincia de Gerona y los dos frentes principales del incendio originado en Francia pudieron ser controlados. Sin embargo, dos horas después comenzó a soplar el garbí y los esfuerzos de los más de 1.000 hombres que participaban en la extinción resultaron de nuevo infructuosos.

Dos helicópteros de gran capacidad del Ejército, con el propósito de trasladar velozmente a las brigadas de un lugar a otro, se sumaron en la tarde de ayer a los efectivos contra el fuego.

Otros dos helicópteros y dos hidroaviones apoyaron durante todo el día a los 60 camiones de autobomba que trabajan incesantemente. Más de 500 voluntarios han permanecido constantemente al lado de los 300 bomberos de la Generalitat y de los efectivos de la Guardia Civil, Policía Nacional, policía autonómica y Ejército.

Aunque todas las fuentes consultadas coincidían en señalar que el resultado puede ser "catastrófico" si no deja de soplar el viento, los primeros datos provisionales sobre la magnitud del siniestro son contradictorios. Mientras en el Gobierno Civil de Gerona sólo se tenía constancia a las cinco de la tarde de ayer de unas 1.500 hectáreas calcinadas, los datos facilitados por el Medio Natural de la Generalitat indican que 3.000 hectáreas de masa forestal han sido consumidas por el fuego. Según la misma fuente, otras 12.000 hectáreas de matorrales y monte bajo han sido igualmente arrasadas.

En la provincia de Tarragona continuaba activo el incendio incendio el domingo en el paraje denominado Coll de l'Alba, a unos 10 kilómetros del núcleo urbano de Tortosa. La falta de caminos o, en algunos casos, su deplorable estado impedía a los equipos de extinción llegar hasta las llamas. La mayoría de la superficie arrasada, más de 400 hectáreas, es propiedad del Ayuntamiento de Tortosa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

500 hectáreas en Galicia

En Galicia, informa Elisardo Vázquez, más de 60 incendios forestales se han declarado el pasado fin de semana, que han quemado a cerca de medio millar de hectáreas de monte. La provincia de La Coruña fue la que más incendios ha registrado, 30 en total; Pontevedra, 21; Orense, siete, y Lugo, dos.La consellería de Agricultura cree que la mayor parte de los incendios fue provocada intencionadamente, opinión que comparte la mayoría de los vecinos de las poblaciones afectadas. Se Calcula que en sólo ocho incendios declarados en la provincia de La Coruña se han quemado unos 53.000 árboles, principalmente pinos y eucaliptos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS