Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Juzgado prueba que se entregó heroína a reclusos amotinados en la cárcel Modelo

La investigación seguida en el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona a raíz de unos hechos ocurridos en un motín de la cárcel Modelo en abril de 1984 ha probado que la sustancia que se entregó a los reclusos amotinados era heroína, según manifestaciones del titular del juzgado Juan Moreno Cuenca, el Vaquilla, y nueve reclusos más retuvieron a cuatro funcionarios del centro hasta que se cumplieron las exigencias que solicitaban, entre las que estaba la entrega de 2,5 gramos de heroína.Juan Moreno Cuenca fue trasladado el pasado mes de junio desde la prisión de El Puerto de Santa María, donde permanece recluido, al juzgado de Barcelona que lleva la investigación. Ante el juez, el Vaquilla afirmó que se les entregó heroína y matizó que era de muy buena calidad.

Del mismo modo, señaló a uno de los funcionarios que entonces estaba destinado en la citada prisión como la persona que efectuó materialmente la entrega. Otros dos reclusos, que participaron en el motín, también fueron conducidos ante el juez y en sus declaraciones coincidieron totalmente con lo manifestado por el Vaquilla respecto a la droga y a la identidad del funcionario.

En otras declaraciones en el juzgado de personas presentes durante el motín, también se ha coincidido en afirmar que lo ofrecido a los reclusos fue heroína y no un sucedáneo.

La investigacion se inició en mayo de 1985 por la denuncia presentada por el que entonces era el Juez de Vigilancia Penitenciaria de la Modelo, Antonio Doñate, solicitando que se esclareciese si realmente se entregó droga a los amotinados. Desde esa fecha en el juzgado han prestado declaración el director general de prisiones de la Generalitat, Xavier Hernández; Antonio Doñate, funcionarios de la prisión y reclusos.

La fase de investigación ya está casi concluida y tan sólo falta la declaración del funcionario al que los reclusos señalan como el autor de la entrega. No obstante, este punto no ha quedado aclarado, ya que otro funcionario reconoció en el juzgado que había sido él mismo quien facilitó la droga.

Una vez se concrete este extremo, la investigación finalizará y el fiscal deberá estudiar las diligencias y pronunciarse sobre si hay indicios de criminalidad o no respecto a la persona que ofreció materialmente la heroína y sobre los responsables que dieron la autorización para que se llevase a cabo. La entrega de droga constituye un delito contra la salud pública y en este caso concurre un agravante por tratarse de un centro penitenciario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de julio de 1986

Más información

  • 'El Vaquilla' y otros presos retuvieron a funcionarios