Presunto suicidio de un detenido en los calabozos de la policía de Granada

Un hombre de 30 años de edad, Francisco José G. P., fue hallado ahorcado a las 23.30 del lunes en un calabozo de la Jefatura Superior de Policía de Granada, adonde había sido trasladado para ser sometido a un interrogatorio. Francisco José, profesor de matemáticas en excedencia en un instituto de Armilla (Granada), casado y padre de una niña de cinco años, había sido detenido tres horas antes por un delito común. El presunto suicida dejó dos cartas dirigidas a sus familiares, en las que confesaba su intención de poner fin a su vida.

Según la policía, las notas debieron de ser escritas antes de ser detenido, ya que no tenía en su poder en el calabozo útiles de escribir. El cadáver fue descubierto por un funcionario de la jefatura. Francisco José tenía antecedentes penales por posesión de heroína.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS