Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEXICO 86

Los males de Guillén

Los problemas de tipo médico en la selección comenzaron con desarreglos intestinales de cuatro de los internacionales, Gallego, Gordillo, Rincón y Calderé. El doctor Jorge Guillén explicó entonces: "Cuando llegamos, a todos se les advirtió de los peligros que tenía ingerir cualquier cosa poco cuidada aquí. Pero al pasar los días se confiaron, y una tarde libre, en Puebla, provocó los trastornos. No creo que se me pueda culpar". Guillén acusó incluso a Calderé de "tomar alimentos a mis espaldas".Calderé estuvo a punto de sufrir una grave sanción de la FIFA, por tomarse un jarabe para curar una bronquitis que le apareció junto a la salmonelosis y la amebiasis contraídas por ingestión de alimentos erí mal estado. Se le hospitalizó, algún médico le recetó Bisolvón Compositum, un jarabe que contiene efedrina (una de las sustancias prohibidas por la FIFA) y el jugador azulgrana dio positivo en el control antidroga del partido contra Irlanda del Norte.

Jorge Guillén declaró que el jarabe se lo había recetado el doctor Rodríguez Noriega, jefe del departamento médico del Hospital Mexico-Americano de Guadalajara y jefe del control antidroga de dicha sede del Mundial. Tras negar Rodríguez Noriega este extremo, Gifillén afirmó: "Es posible que no fuera él en persona, pero desde luego sí alguien de su equipo". La FIFA hizo pública una dura nota en la que amonestaba al doctor Guillén por "negligencia, agravada por el hecho de que haya tratado de hacer recaer la culpa incorrectamente sobre un colega", y sancionaba a la Federación Española de Fútbol con una multa de 25.000 francos suizos.

Entre los primeros problemas intestinales y el caso Calderé, se produjo la baja de Maceda. Guillén afirmó: "Maceda vino despues de haber jugado varios partidos de final de temporada con el Madrid, y nadie dijo que jugara mal esos partidos. En un entrenamiento sufrió un golpe en la misma rodilla de la que había sido opera-, do meses antes, y eso le pudo hacer resentirse del problema. Tras el primer partido, contra Brasil, la rodilla presentó muy mal aspecto y hubo que prescindir de él".

Los médicos del Real Madrid se enfadaron porque no se les consultaron tres extracciones de líquido realizadas al jugador en México. Jorge Guillén, desde la, concentración, dijo: "Quizá haya sido un fallo no comentarles ese aspecto, pero no es más que un olvido, no hay enfado por parte de ellos y, además, mientras el jugador está en la selección todo la que ocurra, bueno o malo, es responsabilidad mía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 1986