MEXICO 86

Battiston perdona a Schumacher por la lesión de 1982

El defensa central de la selección francesa, Patrick Battiston, asegura que ha perdonado ya el guardameta de la selección alemana, Toni Schumacher, por la entrada casi mortal que le hizo durante la semifinal del Mundial de España de 1982, disputada en Sevilla. "No pienso acercarme a Schumacher a menos de 40 metros y esta vez seré prudente. Yo ya he pagado mi cuota", dijo Battiston.El jugador francés tiene motivos para ser cauteloso, ya que durante aquel encuentro resultó gravemente lesionado. Estuvo inactivo seis meses con la mandíbula fracturada, los dientes rotos y lesiones en las vértebras. "La infracción es historia pasada, olvidada y ya perdonada", dice; "mi mayor deseo es que este próximo partido se dispute con espíritu deportivo y caballerosidad. Nosotros no debemos pensar en vengarnos de lo de Sevilla, sino en alcanzar la final de este Mundial".

Más información

Para Schumacher, el encuentro frente a Francia es simplemente una etapa más en el camino hacia la final; cuando le recuerdan el choque con Battiston se irrita, tal vez porque le recuerda aquella fuerte campaña que se produjo en Alemania, donde cada vez que jugaba fuera de Colonia el público le recibía con el grito de "asesino, asesino". "El tema ya me está irritando", comentó ayer Schumacher, "al fin y al cabo aquello pasó hace cuatro años; a veces me siento como un condenado a cadena perpetua". Schumacher, de 31 años, celebró el pasado domingo el décimo aniversario de su boda y su esposa, Marlies, acudió a una iglesia en Colonia para colocar un vela en honor de Toni.

El portero alemán indicó: "No puedo evitar que llegado este momento haya gente que quiera recordar aquel desafortunado lance y que quiera recalentar el partido. En lo personal, aquello es algo lejano y pasado. Ya lo olvidé".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de junio de 1986.

Lo más visto en...

Top 50