Txiki Benegas quiso negociar con ETA a finales de 1982, afirma Iñaki Esnaola

El abogado Iñaki Esnaola, miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna (HB), declaró ayer que Txiki Benegas, secretario de organización del PSOE y responsable de los socialistas vascos, le pidió a finales de 1982 que hiciera una gestión ante ETA para intentar negociar. Esnaola contestó con estas palabras a una acusación del político socialista, según el cual dirigentes de HB reciben instrucciones de ETA. A las que Benegas a su vez replicó anoche diciendo que ese es un asunto viejo que ha explicado ya en varias ocasionas al tiempo que reiteraba: "Mantengo que HB es el brazo político de ETA, y si no lo es, que empiece a condenar los atentados que comete esa banda".Benegas participó por la mañana en Bilbao en la inauguración de los nuevos locales de la ejecutiva del Partido Socialista de Euskadi (PSE), del que sigue siendo secretario general. En el acto, al que no acudió el secretario del PSE de Vizcaya, Ricardo García Damborena, Benegas afirmó que las dificultades para los terroristas han aumentado con el Gobierno socialista y que ETA está ahora más debilitada que en octubre de 1982. "No todo el voto de HB es de ETA, hay electores de la coalición que no apoyan la violencia, pero lo cierto es que ETA utiliza todo el voto de HB", dijo Benegas, que a renglón seguido acusó a dirigentes de la formación política de recibir instrucciones de los terroristas.

Benegas descartó la posibilidad de llegar a una negociación política con ETA, "porque se quebrarían los principios sobre los que se asienta la democracia. Si fuéramos capaces de mantener esta idea con firmeza, estaríamos convirtiendo al terrorismo en violencia inútil", añadió.

Tender puentes

Iñaki Esnaola replicó por la tarde que ningún dirigente de Herri Batasuna pide o recibe consignas u órdenes de ETA. "Lo más que hacen los responsables de HB es, cuando pueden, ayudar a tender puentes de diálogo con el poder del Estado, como sucedió a finales de 1982, siendo Benegas parte y yo mediador", manifestó.Esnaola recomendó a Benegas "que no diga nunca 'de este agua no beberé', porque él ya ha bebido y quizá tenga que volver a hacerlo. Lo que ahora proclama que nunca hay que hacer, él lo proponía y lo intentó hace menos de cuatro años". Esnaola indicó que no puede precisar la fecha en que el dirigente socialista le pidió que "hiciera llegar un determinado recado a ETA", pero que fue, en todo caso, "cuando los socialistas estaban ya en el Gobierno". "No quería hablar de esto y no quiero hablar. Simplemente creo que los hombres de Estado, como ahora es Benegas, deben tener más sentido de la responsabilidad. Me limito a enviarle este recordatorio", añadió Esnaola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de junio de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50