Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de Crédito Industrial acordará el próximo lunes la venta de Editorial Bruguera

El Banco de Crédito Industrial (BCI), principal acreedor de Editorial Bruguera, decidirá el próximo lunes la venta de la sociedad a uno de los cinco grupos industriales que en las últimas semanas han manifestado interesen su adquisición. El grupo Zeta, editor de El Periódico de Catalunya, Intérviú, La Revista y Tiempo, entre otras publicaciones, aparece como uno de los más firmes y mejores candidatos para adquirir la empresa.

La decisión del BCI, que preside Rafael Suñol, de vender Bruguera a un grupo editorial fue cobrando fuerza últimamente a medida que aparecía, cada vez como más evidente, la incapacidad de la nueva dirección, surgida tras el acuerdo con los trabajadores, de reflotar la empresa según el plan de viabilidad aprobado en septiembre de 1985. Los pactos alcanzados posteriormente significaban el aplazamiento de la situación de suspensión de pagos de la empresa durante dos años y la constitución de una Sociedad Anónima Laboral por parte de los trabajadores, que aportaría a la empresa unos 1.200 millones de pesetas procedentes del seguro de desempleo. El BO avaló el riesgo de la operación durante los tres primeros años.

Sin embargo, todas estas ayudas resultaron insuficientes para remontar la crisis, que al parecer se ha agudizado más aún en la última etapa, aumentando el endeudamiento de la sociedad en unos 1.500 millones de pesetas.

Los dos capítulos fundamentales que deberán negociar el BCI y el futuro titular de la empresa son la financiación di las cargas de la empresa y las condiciones el que quedan los trabajadores que perderán su empleo.

Las posiciones de los trabajadores. que discutirán hoy en asamblea su futuro laboral se encuentran bastante divididas. Al parecer, una de las alternativas que se barajan es la de devolver a los trabajadores que pierdan su empleo las aportaciones que hicieron a la SAL y por tanto recuperarían sus derechos al seguro de desempleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 1986