Joan Majo y los presidentes de las eléctricas analizarán el lunes el programa de saneamiento

El ministro de Industria y Energía, Joan Majó, ha convocado a un almuerzo, para el lunes día 2, a los presidentes de las cinco empresas eléctricas más importantes, con los que tiene previsto analizar el cumplimiento de los programas de saneamiento y discutir los próximos pasos a dar, incluida la revisión del Plan Energético Nacional (PEN). A la reunión asistirá también la directora general de la Energía, Carmen Mestre, a la que se atribuyen las ideas básicas de los programas en curso.

Uno de los temas que, de una manera u otra, surgirá en el almuerzo será la presentación esta semana, por parte de dos empresas del sector, de un recurso formal contra la resolución ministerial que fajaba las compensaciones eléctricas del ejercicio pasado. Fuerzas Eléctricas de Cataluña (Fecsa) y Eléctricas Reunidas de Zaragoza (ERZ) se han considerado penalizadas por estas compensaciones, que fijan los pagos que cada año deben realizar las empresas entre ellas por las ventas de energía, y han solicitado un reajuste en las cantidades adscritas a cada una.Este es el segundo año consecutivo que ERZ presenta un recurso contra las compensaciones. La empresa zaragozana, que ha pasado a la esfera del sector público tras el acuerdo de intercambio de activos, entiende que toda su cuenta de resultados ha sufrido minusvaslías como consecuencia de los pagos que tendrá que realizar. Fecsa sugiere, por su lado, un cambio en los criterios que se han seguido a la hora de fijar las compensaciones, por entender que las misma no tienen en cuenta la entrada en funcionamiento de nuevas instalaciones.

Decisivo impacto

La presentación de estos recursos tiene un impacto decisivo en la cuenta de resultados de todas las empresas del sector, que estos días están celebrando sus respectivas juntas de accionistas. Todas ellas han tenido que incluir una salvedad en su cuenta de pérdidas y ganancias en espera de el ministerio decida sobre los recursos. Con todo, las empresas catalana y zaragozana han comunicado al resto de las sociedades su intención de abonar las cantidades asignadas en espera del fallo ministerial.El almuerzo entre Majó y los empresarios eléctricos (asistirán los presidentes de Hidroeléctrica Española, Iberduero, Unión Fenosa, Sevillana y Fecsa) es el primero que se produce después que cada empresa presentara, el pasado día 20, sus programas de reducción de costes y mejoras en la gestión, considerados como la segunda pata del plan de saneamiento del sector eléctrico. Asimismo sigue al proceso de confesiones que cada empresa realizó con el ministerio para cerrar sus balances de 1985 y decidir así la política de dividendos.

Quizá el aspecto más importante del almuerzo sea la discusión de las ideas que cada parte tiene en relación a los estudios que se están realizando, a nivel técnico, para proceder en la segunda parte del año a la revisión del Plan Energético Nacional (PEN). Los empresarios interpretan que, en una eventual segunda legislatura socialista, se debe proceder a un estudio en profundidad de la moratoria nuclear, habida cuenta de las expectativas de un mayor crecimiento económico.

En medios técnicos se avanza la idea de que será necesario prever un porcentaje mayor de incremento del consumo eléctrico del 3,3%, acumulativo anual que estaba previsto en el PEN de 1983. Un primer estudio fija este porcentaje en un 3% anual (un 12% acumulativo en cuatro años), pero en algunos medios se ha considerado éste como insuficiente. La fijación del consumo es importante para determinar las inversiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de mayo de 1986.

Lo más visto en...

Top 50