Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La variante de Alcalá de Henares aliviara desde hoy el tráfico en la carretera de Barcelona

La variante de Alcalá de Henares en la carretera de Barcelona entrará en servicio sobre las 10.30 de hoy, según fuentes del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU). Con esta variante se evitará el paso de 23.000 vehículos diarios por la población, que tiene 130.000 habitantes, con lo que se reducirán los problemas de congestión de tráfico. La construcción de la variante, de casi 11 kilómetros de longitud, ha costado 1.427 millones y ha durado tres años.

La variante elimina el cuello de botella que se producía a su paso por Alcalá, y permite recuperar una parte de la ciudad, muy afectada por el paso de unos 43.000 vehículos diarios, de los que se calcula que unos 20.000 se quedan en la localidad. Los 23.000 potenciales usuarios de la variante la encontrarán a la altura del punto kilométrico 23,3, situado al final de la variante de Torrejón de Ardoz. Con casi 11 kilómetros de longitud, está formada por dos calzadas de 3,5 metros cada una divididas en dos carriles.El hecho de que se haya podido trazar la variante en una llanura ha permitido evitar curvas cerradas. Asimismo, para evitar problemas en los cruces con otras vías, se han realizado 12 estructuras de hormigón pretensado a distinto nivel.

La nueva variante se integra en la autovía de Aragón, en la que actualmente se construyen los tramos entre Meco y Guadalajara y entre, Trijueque (Guadalajara) y la intersección de la carretera nacional con la C204, que va desde Sacedón a Sigüenza. Asimismo, se han adjudicado recientemente las obras del tramo La Almunia-Zaragoza.

La construcción de esta variante ha producido diversas alteraciones paisajísticas y en el equilibrio ecológico de la zona, según reconoce el mismo ministerio. Con el fin de reducir los efectos producidos, el MOPU invertirá 54 millones más en trabajos de restauración del medio natural, con la realización de una hidrosiembra de los taludes y se plantarán especies arbóreas, arbustos y matorrales.

Asimismo, la Comunidad de Madrid tiene previsto transformar la travesía de Alcalá en una avenida ajardinada. Para ello se han elaborado ya tres proyectos. En la vía Complutense, a la entrada a Alcalá desde Madrid, se construirá un parque lineal de 600 metros de longitud y 50 de ancho; la avenida de Madrid, desde la gasolinera hasta la plaza de la Cruz Verde, sufrirá cambio de pavimento y arbolado, y en la ronda de Santiago, desde la plaza de la Cruz Verde hasta el cruce con la calle de Sebastián de la Plaza, se restaurarán los muros y jardines y se acondicionará una acera con soportales. Por último, se construirá un intercambiador de transportes para favorecer el acceso al ferrocarril.

El ministro de Obras Públicas y Urbanismo, Javier Saenz Cosculluela, tenía previsto acudir hoy a la inauguración oficial de la variante, pero según un portavoz del ministerio, problemas de agenda han impedido su presencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 1986

Más información

  • La nueva vía será utilizada a diario por unos 23.000 automovilistas