Tres oficiales del Ejército del Aire mueren al estrellarse la avioneta en la que viajaban

Tres oficiales pertenecientes al Ejército del Aire -el comandante Enrique López Torren, el capitán Miguel Goiriz Ojeda y el alferez Isidro Gómez Suárez- fallecieron la noche del pasado miércoles al caer la avioneta en la que se encontraban cuando practicaban un vuelo nocturno de entrenamiento en las inmediaciones de la localidad toledana de El Romeral, de unos 1.300 habitantes. El aparato siniestrado pertenecía a la base aérea de Getafe (Madrid).

Fuentes del cuartel general del Aire informaron que "por causas técnicas se vieron obligados a intentar un aterrizaje forzoso cerca de La Guardia (Toledo), localidad situada a menos de 10 kilómetros del lugar del siniestro". Aunque las causas concretas del accidente se desconocen, al parecer se registró un parón en los motores de la avioneta Barón, con matrícula 423-22.Un vecino de El Romeral, Cleto Rodríguez, que faenaba en el campo pasadas las 21.30, a tres kilómetros del pueblo, explicó a este periódico: "Sentí un ruido muy fuerte cuando el avión iba por el aire, después lo vi en posición vertical y en seguida comenzó a dar vueltas hasta que cayó al suelo a unos 1.000 metros de donde estaba yo", en un lugar denominado Los Tablaos. Inmediatamente, Rodríguez dio aviso a la Guardia Civil, y miembros de este cuerpo, junto con un equipo del Servicio Aéreo de Rescate (SAR), del Ejército del Aire, rastrearon el lugar hasta bien entrada la madrugada de forma infructuosa.

Las tareas de rescate se reiniciaron en la mañana de ayer y encontraron la avioneta con los tres oficiales en el interior del aparato, que no registraba signos de combustión.

Diligencias judiciales

El comandante Enrique López estaba destinado como profesor en la Escuela Superior del Aire, mientras que el capitán Miguel Goiriz, que pilotaba la avioneta, era profesor del grupo 42, dedicado al entrenamiento y adiestramiento de pilotos del Ejército del Aire. El alférez Isidro Gómez pertenecía al ala 12 del mismo grupo.El Juzgado de Instrucción de Quintanar de la Orden (Toledo) y el juez militar del Ejército del Aire practican diligencias. Tras serles hecha la autopsia a los cadáveres, éstos fueron trasladados al hospital general del Aire, donde se instaló la capilla ardiente. El entierro de los tres oficiales será hoy, a las once de la mañana, en el cementerio madrileño de la Almudena.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS