Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA

Alarma en Montoro tras una decena de movimientos sísmicos en los últimos cuatro días

La localidad cordobesa de Montoro, situada a 40 kilómetros de la capital y con una población de 10.000 habitantes, vive actualmente un creciente clima de alarma y tensión por los sucesivos terremotos registrados en la zona durante los cuatro últimos días.

A pesar de que hasta el momento no se han producido daños ni víctimas, son ya 10, según fuentes de la alcaldía, los movimientos sísmicos producidos desde que a la 1. 10 del viernes día 9 la población montoreña se lanzase a la calle tras la primera sacudida, que alcanzó 3,7 grados de intensidad en la escala Ritcher, según el Instituto Geográfico Catastral de Madrid.El epicentro de todos estos movimientos de tierra se ha localizado en un punto de la sierra montoreña, caracterizado por sus aguas termales y situado a cuatro kilómetros del pueblo, conocido como Baños de Arenosillo. A estos terremotos se sumó en la madrugada de ayer un nuevo movimiento sísmico de 3,6 grados de magnitud en la escala Ritcher -cuyo tope son nueve grados-, registrado en Córdoba capital a las 2.20.

La intensidad de las sacudidas de tierra registradas en Montoro ha ido bajando, sin embargo, en los últimos días. Esto obedece, en opinión de los técnicos, a un proceso de acoplamiento, dentro de una sismología normal.

No obstante, la inseguridad entre los habitantes de la zona va en aumento y las historias fantásticas se mezclan y multiplican entre los habitantes, que no cesan de reclamar información al ayuntamiento sobre las posibilidades de que estas sacudidas se transformen en una catástrofe. El Gobierno Civil de la provincia ha hecho pública una nota para tranquilizar a la población en la que llega a afirmar que las frecuentes réplicas seguidas al primer terremoto son "incluso beneficiosas para evitar una mayor descompensación o liberación de energía", de mayores consecuencias. El alcalde de Montoro, Antonio Cañas, ha reclamado a la Junta de Andalucía el envío de un equipo técnico que estudie la situación sobre el terreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 1986