Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Maribel Atienzar empieza de nuevo

EMILIO MARTÍNEZ, Maribel Atienzar va a reiniciar su carrera taurina como novillera. Para ello ha renunciado a la alternativa que tomó en México hace dos años. La torera lleva vanos días en Madrid realizando contactos de cara a su retorno. Y aprovechando para ver las corridas del ciclo isidril.

"Hasta ahora no hay nada destacable, excepto los llenos diarios", dice; "yo sufro más en los tendidos que en el ruedo".

Maribel, que estuvo en la cresta del escalafón novilleril en las temporadas de 1979, 1980 y 1981, recuerda triunfos en la Monumental: "Aquí he dado varias vueltas al ruedo y he cortado trofeos". Sin embargo, su estrella se apagó al marcharse a Latinoamérica. "Ocurrió por algún error mío y algún engaño que sufrí. Porque en aquellas tierras fui un ídolo, pero no tuvo repercusión en España, y se me olvidó".

MÁS INFORMACIÓN

Lo que no se le ha olvidado a Maribel Atienzar es torear, según señala: "Estoy deseando volver a hacer el paseíllo vestida de luces, y espero que no me rehúyan ahora los novilleros, como sucedía en mi época de éxitos. Me entreno a diario, y con mis 300 novilladas picadas y mis 50 corridas ya lidiadas, mi madurez y mi enorme ilusión, pienso arrollar".

Aunque ya ha pasado a la historia como la única mujer actual que ha tornado la alternativa, no quiere acabar sin despedirse como cree merecer. El ex director de la Banda Municipal de Madrid, su paisano el albacetense Moisés Davia, se ha comprometido a componerle un pasodoble, que llevará letra del escritor Carlos Ranera. "Es un detalle que me ilusiona, ya que el pasodoble quedará también para la historia", dice, agradecida la torera.

Recuperar Vista Alegre

Un grupo de jóvenes aficionados de la andanada del 7 están recogiendo firmas para recuperar la plaza de Vista Alegre. Al frente de ellos, Salvador Parra y Martín Ruiz aseguran tener casi 1.000 aunque creen que deben alcanzar 8.000, que es el aforo de La Chata. Se colocan después de las corrida en el rincón de Jerez, junto al par que de bomberos de la calle de Alcalá, cercano a Las Ventas, y all esperan a quienes quieran apoyar esta idea.

A falta de la prometida quinieli oficial taurina, el club taurino Pacífico, de Madrid, ha organizado la suya particular, que sus dirigen tes consideran "la única de España" para socios y simpatizantes Es gratuita, pero con premios er metálico.

El matador de toros retirado Pedro Martínez Pedrés, figura er los años cincuenta y sesenta, de fieride aquella época. "Lidiabamo utreros, pero tenían mayor movilidad y eran mejores para público y toreros que los toros actuales", señala; "por eso se cortaban má orejas. Ahí están las estadísticas, incluso las de San Isidro, feria en la que el promedio de trofeos, era muy superior".

Pedrés, ahora empresario, junto a José Camará, y ganadero reconoce, no obstante, que, "por la situación social y política, ahora es más difícil el fraude. Pero el público se aburre demasiadas tardes Tal vez el aficionado no", comenta con mentalidad empresarial, "pero quien llena las plazas es el público".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 1986