Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Gobierno laborista noruego anuncia medidas de ajuste tras la devaluación de la corona

La devaluación de la corona noruega en un 12%, decisión adoptada el domingo por el nuevo Gobierno socialdemócrata de Gro Harlem Bruntland, será completada por otras medidas que presentará al Parlamento a fines de esto mes con motivo de la discusión del presupuesto.La devaluación tiene por objeto mejorar la debilitada capacidad competitiva de la industria noruega y, al mismo tiempo, frenar la especulación que había producido una evasión de cerca de 50.000 millones de coronas en las reservas de divisas. La balanza comercial se había debilitado fuertemente desde antes de que se produjera la caída de los precios del petróleo, principal ingreso del fisco noruego.

Gro Harlem anunció ya que las nuevas medidas significarán un fuerte ajuste de la economía, tras un período que calificó de "indefendible política expansiva", agregando que el nuevo Gobierno no ha tenido otra opción para intentar mejorar la situación.

Falta saber ahora la reacción de la Central de Trabajadores (LO). La devaluación se produce en momentos en que están en marcha las negociaciones para el convenio anual y cuando la central ha exigido una recuperación del salario real, erosionado durante la gestión del Gobierno de Kare Willoch. Las relaciones entre el nuevo Gobierno y los sindicatos son evidentemente mejores que las existentes con el Gobierno conservador. Si, como ha anunciado Pro Harlem, las nuevas medidas reparten proporcionalmente los sacrificios, es posible esperar un entendimiento entre ambas partes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de mayo de 1986