Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Telefónica rechazan la creación de la nueva mutualidad

Los trabajadores de Telefónica rechazaron ayer en referéndum la nueva mutualidad de la compañía que había de suplir a la Institución Telefónica de Previsión (ITP). Cuando se llevaba escrutado el 95% de las papeletas emitidas, los resultados arrojaban un 79,20% de votos negativos, un 18,37% a favor del sí y un 2,41% de votos nulos. El rechazo de los trabajadores abre una nueva incógnita en el futuro del sistema complementario de pensiones de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE).

La mutualidad que había de sustituir a la Institución Telefónica de Previsión (ITP) fue rechazada ayer por abrumadora mayoría en el referéndum celebrado entre los trabajadores de la compañía Telefónica. Cuando se llevaban escrutados el 95% de los votos, 40.829 votantes se habían pronunciado contra la creación de una nueva institución de previsión, frente a 9.471 que habían optado por el sí.UGT, que fue dando desde las 19.30 horas avances sobre los resultados, anunció a las 22.15 horas los resultados casi defintivos: censo escrutado, 95% votos en contra, 79,20%; votos a favor, 18,37%; votos nulos, 2,41%; nivel de participación 93%.

Nadie quiso ayer aventurar cuál será el futuro de la institución de previsión. Braulio Gómez, portavoz de UGT, señaló que los trabajadores están claramente contra la nueva mutualidad. Y como sindicato no nos queda más que respetar su voluntad". El dirigente sindical comentó que "a partir de ahora, nadie sabe lo que puede pasar con el sistema de previsión social de Telefónica. UGT desea una solución positiva para los trabajadores, y creemos, que nuestra propuesta era una buena salida. Los sindicatos que han propugnado el no sin dar otra alternativa deben ahora ofrecer sus soluciones. A ellos, que se han limitado a atacar nuestra propuesta y han conseguido vencerla, les toca ahora tirar del carro".

No obstante, aclaró que la central socialista estaba dispuesta a seguir negociando con la empresa para encontrar una alternativa a la ITP, y "a estudiar las propuestas que nos presenten los demás sindicatos. La solución, además, urge. Cada mes que pasa en esta situación", añadió el dirigente de UGT, "se generan compromisos para la institución de 100 millones de pesetas".

Jesús Vesperinas, portavoz de CC OO señaló anoche que "el referéndum demuestra la voluntad de los trabajadores de no aceptar una mutualidad que recorta sus derechos. Por nuestra parte, pediremos que se reabran las negociaciones para conseguir una solución que mantenga los derechos de los empleados de Telefónica".

Jubilados no incluidos

La jornada, según fuentes de los sindicatos y de la compañía, transcurrió prácticamente sin incidentes, salvo el protagonizado por un grupo de 40 jubilados valencianos que presentaron a primeras horas de la mañana de ayer un escrito en la mesa provincial para impugnar oficialmente la votación del referéndum, tras comprobar que no estaban incluidos en el censo y que, por lo tanto, no podían votar.Los jubilados consideran que este hecho es injusto por cuanto que el preacuerdo sometido a votación les afecta de forma directa ya que durante años han estado cotizando para la Institución Telefónica de Previsión (ITP). "Como tenemos intereses muy concretos en este asunto", manifestó un portavoz de los jubilados, "consideramos que tenemos derecho a participar en el referéndum; por eso lo hemos impugnado".

La exclusión de los jubilados del censo de votantes fue explicado por fuentes de la compañía que señalaron que la nueva mutualidad había de vincularse al convenio colectivo, que, precisamente, no afecta a los pensionistas de Telefónica. "Su inclusión", dijeron estas fuentes, "hubiera provocado la impugnación del referendum". Las mismas fuentes declinaron realizar una valoración sobre los resultados, del referéndum que pospusieron a hoy o mañana.

La nueva mutualidad, sustitutoria de la ITP, está apoyada por los sindicatos UGT, ELA-STV y el sindicato independiente de Telefónica, SIET. Comisiones Obreras y la Candidatura Asamblearia de Trabajadores rechazaron la propuesta. La desaparición de la ITP, y el paso de los empleados de Telefónica al régimen general de la Seguridad Social provocó fuertes protestas laborales. Tras intensas negociaciones, que vinieron precedidas de manifestaciones y concentraciones en todos los centros de la compañía, UGT llegó a un acuerdo con la dirección de la empresa, suscrito también por ELA y el SIET, para la creación de una mutualidad complementaria de pensiones.

Las votaciones comenzaron ayer a las ocho de la mañana y las urnas se cerraron a las siete de la tarde. Se instalaron 142 mesas para los 62.619 trabajadores con derecho a voto. La aasistencia a las urnas fue masiva desde primeras horas de la mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 1986

Más información

  • Los resultados abren una nueva incógnita sobre el futuro de la entidad