Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política agrícola de la CE debe adaptarse a la realidad de los mercados

Frans Andriessen, vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de la política agrícola y forestal, subrayó ayer, durante una conferencia en el Club Siglo XXI, que la CE se enfrenta hoy a ciertas situaciones de desequilibrio entre la oferta y la demanda, que hacen ineludible para los doce la adopción de ciertas alternativas políticas".Según Andriessen, las nuevas orientaciones de la política agrícola comunitaria deberían permitir el mantenimiento y el desarrollo de la actividad agrícola, pero también la puesta en marcha de una agricultura que se adapte mejor a la realidad de los mercados. En este sentido, subrayó que "la demanda escada vez más restringida, tanto en el mercado mundial como en el interior de la propia Comunidad". Esta adaptación de la política agrícola comunitaria exige, según el vicepresidente de la CE, "un mejor control de la producción".

Para Andriessen, los precios deben recuperar su papel preponderante en los mercados y la intervención sólo debería considerarse como "una válvula de seguridad". Asimismo, señaló que las calidades habrán de mejorarse para responder adecuadamente a las expectativas del mercado.

Sobre la construcción europea, Andriessen puso de relieve el papel de la política agrícola comunitaria (PAC), "que desde hace más de 20 años es una de las expresiones más concretas de esta empresa europea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 1986