Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de aficionados se concentraron en la plaza de España para fotografiar 'un suicidio'

Centenares de jóvenes, ante el asombro de los transeúntes de la plaza de España, se desperdigaron ayer, poco antes de las 12 de la mañana, por el césped de los jardines, por las aceras y por los sitios más inverosímiles para lograr la mejor foto de un maniquí lanzado desde lo alto de la Torre de Madrid. El supuesto suicidio tenía que ser fotografiado dentro del Segundo Maratón Fotográfico de Madrid, organizado por la Concejalía de la Juventud del Ayuntamiento de Madrid, que comenzó a las nueve de la noche del viernes y terminó ayer a la misma hora.

Provistos de una cámara y un carrete de 24 fotos, los participantes recorrieron, a medida que recibían las instrucciones, distintas plazas, un cine, un bar y el antiguo Mercado Central de Frutas de Legazpi. Este maratón está dotado con un primer premio de 150.000 pesetas, un segundo de 75.000 y un tercero de 40.000 pesetas, además de cheques regalo y otros premios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1986