Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía danesa detiene durante varias horas a dos sospechosos del asesinato de Palme

Copenhague / Estocolmo

Dos sospechosos de haber intervenido el pasado viernes en el asesinato del primer ministro sueco Olof Palme fueron detenidos ayer en el puerto danés de Helsingor cuando se disponían a desembarcar de un transbordador procedente de Suecia. A las pocas horas, tras ser interrogados por la policía sueca, ambos fueron puestos en libertad. Uno de ellos presentaba un cierto parecido con el retrato robot del presunto asesino elaborado por la policía de Estocolmo. Los dos hombres eran de origen yugoslavo y tenían 33 años uno y 37 años el otro.

Los sospechosos viajaban en un automóvil Porsche rojo matriculado en la República Federal de Alemania (RFA) y no presentaron ninguna resistencia al ser detenidos por ocho agentes armados. La policía sueca había advertido a la danesa sobre la presencia de los sospechosos después de recibir, mientras el barco salvaba los 15 kilómetros del estrecho de Sund que separan Dinamarca de Suecia, la fotografía del presunto asesino de Palme. Este retrato-robot, elaborado por expertos alemanes occidentales, presentaba cierto parecido con uno de los hombres que subieron al barco en el puerto sueco de Helsingor.Una vez producida la detención, a las 13.30 horas, agentes suecos se presentaron en Helsingor y comenzaron a interrogar a los detenidos, a uno de los cuales se le intervino un cheque por valor de 70.000 coronas (1,4 millones de pesetas), "extendido por un vendedor de barcos" de Helsingor. El otro portaba documentación que probaba que era "comerciante en artículos de deporte". Los sospechosos, de origen yugoslavo y con residencia en Los Ángeles y Hamburgo, no fueron puestos en libertad por la policía danesa hasta tener "el ciento por ciento de certeza" de que no tenían ninguna relación con el asesinato de Palme.

La imagen del presunto asesino fue reconstruida por dos especialistas de la oficina federal criminal de Wiesbaden (RFA) con los datos proporcionados por la testigo que en la noche del crimen se cruzó unos minutos después del atentado con un individuo que huía corriendo.

Tras la difusión del retrato-robot, la policía sueca procedió a la detención en varios lugares del país de numerosas personas que, a su parecer, tenían alguna semejanza con el individuo representado en la fotografía. Esta campaña, según algunos observadores, ha llevado a la policía "al borde de la histeria".

"No conocemos a este hombre, pero estamos casi seguros de que se trata del asesino", dijo ayer Ulf Abrahamsson, uno de los responsables de la investigación.

En Estocolmo han comenzado ya los preparativos para las exequias de Palme, que se celebrarán el próximo día 15. Las autoridades han dispuesto 5.000 agentes para proteger a las 600 personalidades políticas que se espora lleguen de todo el mundo -excepción hecha de Chile, Paraguay, Suráfrica, Afganistán y Camboya, que no han sido invitados- para rendir un último homenaje a Palme. Por razones de seguridad la ceremonia se desarrollará tras los muros del Ayuntamiento de Estocolmo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de marzo de 1986