14 embajadores de Europa y Japón expresan su apoyo moral a Aquino

Los embajadores de 14 países europeos -nueve de ellos miembros de la Comunidad Europea- y de Japón visitaron ayer a la líder de la oposición filipina, Corazón Aquino, sumándose así a los gestos simbólicos de apoyo a la candidata a la presidencia y distanciándose, también simbólicamente, de Ferdinand Marcos, el vencedor oficial de las elecciones del pasado día 7. Desde Estrasburgo, el Parlamento Europeo envió también un claro mensaje a Corazón Aquino, con una "enérgica condena" del fraude electoral en Filipinas, expresada en una resolución aprobada por unanimidad.

Más información
La Prensa soviética habla de una eventual acción militar de EE UU

El gesto europeo y japonés hacia Aquino sigue a la dura condena del Senado norteamericano -que calificó de fraudulentas las elecciones que dieron a victoria a Marcos- y a las declaraciones del secretario de Estado, George Shultz, quien afirmó que EE UU tiene que dar prioridad a la democracia y a la libertad sobre las bases norteamericanas en Filipinas.En ese ambiente de frialdad diplomática internacional, y mientras el emisario de la Casa Blanca, Philip Habib, continúa en Manila recabando información de dirigentes del Gobierno y la oposición sobre la delicada situación poselectoral filipina, el presidente Marcos denunciaba la "intervención extranjera en los asuntos internos" del país.

Marcos, en una reunión con periodistas en el palacio de Malacañang, dijo que ha pedido a su ministro de Asuntos Exteriores que clarifique con otros Gobiernos la posición de éstos respecto a Filipinas. En esa misma reunión, Marcos elogió a la Unión Soviética por mostrar "respeto" por a soberanía filipina y "no interferirse en asuntos internos".

A la reunión con Corazón Aquino, celebrada durante una hora en el Cojuangco Building, cuartel general de la oposición, asistieron los embajadores o representantes diplomáticos de España, Francia, Reino Unido, Italia, República Federal de Alemania (a nivel de alto funcionario, en ausencia del embajador, llamado a Bonn para consultas), Holanda, Bélgica, Dinamarca e Irlanda. Los otros tres países de la Comunidad Europea -Grecia, Portugal y Luxemburgo- no estuvieron presentes por no tener representación diplomática en Manila.

"La reunión", dijo a EL PAÍS el embajador de España, Pedro Ortiz Armengol, "ha sido a invitación de la secretaría de Cory Aquino, y fue unánimemente aceptada". Pedro Ortiz viajará este fin de semana a Madrid llamado para consultas sobre la situación filipina.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

[El Gobierno se mostraría favorable a acoger a Marcos si con ello ayudara a la restauración de la democracia en Filipinas, pero, de momento, "no se ha planteado el tema", dijo ayer Inocencio Arias, director de la Oficina de Información Diplomática, puntualizando informaciones según las cuales Marcos ha sondeado la posibilidad de instalarse en España].

'Llamada al orden'

Los embajadores o representantes de otros cinco países europeos -Suecia, Suiza, Austria, Finlandia y Noruega- fueron también recibidos por Aquino, así como el embajador de Japón, país que ha congelado un crédito de 91,6 millones de dólares (más de 13.000 millones de pesetas) a Filipinas, en gesto de claro significado político.Cory Aquino lanzó un mensaje, casi una súplica: "No me gustaría que ustedes estuviesen en la toma de posesión de Marcos el día 25".

Y basó su demanda a los embajadores en el fraude electoral sobre el que el presidente Marcos quiere asentar un nuevo mandato, a pesar de la creciente oposición interior, de las denuncias de los observadores extranjeros, y de las críticas y presiones del Senado norteamericano y de varios países.

[Una subcomisión de la Cámara de EE UU aprobó ayer un proyecto de ley para congelar la asistencia militar norteamericana a Filipinas hasta el establecimiento en ese país de un "Gobierno legítimo", informa France Presse]

Con sus automóviles provistos de visibles matrículas con el número 1.000, donde figura además el nombre de cada país, los embajadores dejaron la sede de Cory para acudir, poco después, a la llamada al orden por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores filipino.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS