Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosalia Dans

La actriz expone su pintura fantástica por primera vez en Madrid

Rosalía Dans, nacida en La Coruña hace 28 años, es conocida por los españoles por su trabajo como actriz en la versión televisiva de Los gozos y las sombras. Hija de la pintora María Antonia Dans, Rosalía ha heredado las aficiones creativas maternas -"empecé a pintar a la vez que comencé a hablar"-, y hoy, nerviosísima como si se fuera a casar, como ella dice, inaugura en la sala Juan Gris de Madrid una exposición en la que presenta 30 obras realizadas con ceras, a las que engloba dentro de la figuración fantástica.

Para Rosalía Dans, la exposición que hoy inaugura es importantísima, aunque afirma que su gran aspiración es que guste a la gente. "No aspiro a entrar en los museos ni nada semejante. En realidad, al igual que me ocurre con el cine o con la gente, sólo espero que guste mi pintura y que algunos se animen a llevársela para adornar un trocito de la pared de su casa".Rosalía Dans no cree que la oportunidad de exponer le venga de la mano de su popularidad como actriz o del prestigio artístico de su madre. "Sé que tengo mucha suerte en poder exponer en una galería tan importante como ésta. Mi madre ha ayudado en la medida en que conoce a todo el mundo de este ambiente. Que yo sea conocida como actriz puede ser bueno para conseguir más publicidad, pero, en última instancia, estoy segura de que si mis cuadros no le hubieran gustado al director de la galería no se hubieran expuesto. Y por eso estoy contenta".

Además de contenta, Rosalía Dans está muy nerviosa la víspera de la inauguración de la exposición. "Es que todo se amontona para el final. Los marcos parece que no van a llegar a tiempo, de repente descubres un desconchón en una pintura, no sé qué, pero todo son problemas".

Para suavizar estos contratiempos Rosalía se ha refugiado estos días en el estudio de su madre, que es más grande, cómodo y luminoso que el suyo, para trabajar y puede que para lograr seguridad a base de desayuno materno servido en la cama y control riguroso del estado de cada uno de los cuadros.

Pese a la imagen extravertida que en general se tiene de Rosalía Dans, ella asegura que es una mujer solitaria a la que lo que menos le gusta de su actividad como actriz es la parte de relaciones públicas que conlleva. "Yo me siento mucho más cómoda en el mundo de la pintura porque todo es muy íntimo. Me interesa mucho la interpretación, pero llevo muy mal tener que ir y venir de recepción en recepción con la sonrisa puesta en la boca. Mis amigos son pintores y mí mundo es el de la pintura. Aquí es donde estoy realmente a gusto".

La actriz trabaja sus cuadros con ceras,,"aunque la gente considera más importante el óleo y no entiendo por qué", sobre temas figurativos desdibujados por la fantasía. "Los pintores que más me interesan son Miró, Kandinsky, Paul Klee, Chagall. Me interesa más presentar un cuadro imperfecto y vivo que algo perfectamente realizado y muerto. La vida debe estar en todo lo que hacemos. No busco que el resultado de lo que hago sea alegre, sino que sea vital".

La obra que desde hoy exhibe la ha realizado durante el último año. "Yo pinto todos los días, a veces demasiado, pero creo en lo que decía Picasso, que la inspiración existe, pero tiene que cogerte trabajando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de febrero de 1986