Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La madre de Europa

El año pasado, Hacienda puso al servicio de los contibuyentes un teléfono para evacuar consultas, con el número 441 06 22. El hecho es perfecto. Este año ha hecho lo mismo y al mismo tiempo evacua las consultas por el IVA. Desgraciadamente, no sé si por culpa de la Compañía Telefónica o por culpa del escaso cerebro de los contribuyentes o de la escasa atención que prestan al discar o tal vez la natural tendencia al chapuceo tantas veces explicada en su periódico, mi teléfono, el 441 10 62, está sonando todo el día.La similitud es tal que cuando lo explicaba el año pasado, la gente volvía a llamar a mi casa.

Por otro lado, las llamadas llegan a tal punto que los insultos a las autoridades los tengo que oír yo, en vez de los responsables de Hacienda.

Desde la semana pasada, con el IVA, no puedo vivir tranquilo porque los ciudadanos se acuerdan de Europa y de la madre de ella minuto a minuto.

Como soy médico y mis pacientes necesitan contactar conmigo, el daño es doble porque mi teléfono comunica todo el día. ¿No podrían poner un número como el de la policía, o bomberos o muy distintivo, como el 111, 222 o cualquiera que se les ocurra?

Ya me he dirigido a Hacienda y me han dicho que cambie de teléfono, pero mis 15 años de profesión me lo impiden. Espero que pongan solución a este problema-

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de febrero de 1986