Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amal asegura que los tres funcionarios de España secuestrados en Beirut están bien

Los tres funcionarios al servicio de la Embajada de España en Líbano secuestrados hace 12 días comparten una misma habitación, se encuentran bien y están tranquilos, según aseguro ayer una fuente de la milicia shií libanesa Amal, milicia que actúa como mediadora entre sus correligionarios autores del apresamiento y el Gobierno español en las conversaciones tendentes a obtener la liberación de los rehenes. Los españoles Pedro Antonio Sánchez y Asa Abdo, miembro del Grupo Especial Operativo (GEO) y canciller de la Embajada, respectivamente, y el libanés Gaspar Abdo comen normalmente, precisó el responsable shií, que pidió permanecer en el anonimato, y entre los platos que les son servidos destacó dos especialidades de la cocina local, el humus con tajine (crema de garbanzos con sazgxog) y ful (habas cocidas con aceite y limón).El militante shií afirmó ignorar si al geo, de 27 años de edad y natural de Jaén, le gustaba la comida libanesa, pero recalcó que su convivencia en el mismo cuarto con los otros dos cautivos, que hablan árabe y residen en Líbano desde hace largos años, además de distraerle, debía facilitar su comunicación con los guardianes, que probablemente sólo hablan el idioma oficial del país.

Él miembro de Amal concluyó señalando que hasta el momento los tres prisioneros no tenían ninguna actividad especial durante la jornada, aunque, agregó, "si su situación se prolonga tengo entendido que las familias en cuyas manos están les propondrán participar en algunos de los trabajos de reparación y protección de edificios que se efectúan en el barrio". "Podrían, por ejemplo, si les apetece", precisó, "rellenar sacos de arena" como los que son colocados ante las casas para evitar que sean dañadas por impactos de metralla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 1986