Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El domingo comienza la retirada de uno de los dos ramales del 'scalextric' que quedan en Atocha

Nueve de los 20 tramos de scalextric que quedan en la glorieta de Carlos V comenzarán a ser retirados pasado mañana, domingo, a las tres de la tarde, con lo que únicamente quedará en la plaza el ramal que une el paseo de las Delicias y el del Prado. Durante cinco días, las obras provocarán importantes alteraciones en la ordenación habitual del tráfico en la zona. El ramal que queda no será retirado hasta marzo o abril. El scalextric se convertirá entonces en un motivo de recuerdo para los madrileños. El Ayuntamiento pretende hacer llaveros con parte de la chatarra resultante

MÁS INFORMACIÓN

Un total de 1.200 toneladas de hierro y hormigón serán retiradas de la glorieta de Carlos V y almacenadas cerca de la carretera de Toledo, donde se encuentran los 26 tramos retirados hasta ahora. El comienzo del desmontaje será presidido por el alcalde en funciones, Juan Barranco. El interés por la desaparición de este paso elevado fue expresado por Enrique Tierno en varias ocasiones. Su último artículo, entregado un día antes de su ingreso definitivo en la clínica Ruber, hacía mención a la recuperación de la imagen que tenía la plaza antes de la instalación de los pasos elevados.El domingo, a las tres de la tarde, grúas de gran altura especialmente trasladas a Madrid desde Puertollano (Ciudad Real), con una capacidad para levantar 150 toneladas cada una, retirarán el primero de los tramos del ramal que une el paseo del Prado con el de Santa María de la Cabeza, el más cercano a las viviendas de la glorieta. Exactamente se comenzará por el situado al comienzo de la calle de Atocha, lo que obligará a interrumpir el paso de vehículos por esta calle. A continuación serán desmontados los ocho tramos restantes y llevados en vehículos especiales al depósito de la carretera de Toledo, donde, presumiblemente, terminarán por ser desguazados.

La razón del desguace es que, hasta ahora, los ayuntamientos del Área Metropolitana que habían solicitado en principio el aprovechamiento de los tramos desmontados han rechazado esta posibilidad tras examinar el material. De no utilizarse ninguno, se procedería a separar la estructura metálica con objeto de convertirla en chatarra. Se estima que podrían aprovecharse hasta 3.000 toneladas de hierro, de las 4.400 que pesa todo el scalextric. Una pequeña parte se utilizaría para hacer llaveros, para lo que se encargaría a un escultor el diseño de una figura.

Las obras, que se realizarán en parte por la noche, obligarán a modificar la regulación normal del tráfico en la zona. El primer día, como consecuencia de la retirada del tramo situado a la altura de la calle de Atocha, quedará prohibido el paso de vehículos desde el paseo del Prado a esta calle. El itinerario alternativo va desde el paseo del Prado a las calles del Gobernador, Cenicero y Atocha.

Una de las novedades más importantes es que el ramal del paso elevado que quedará en pie por unas semanas no podrá ser utilizado nunca más en el sentido paseo de Santa María de la Cabeza-paseo del Prado, sino en el contrario.

Hasta el momento en que desaparezca el scalextric, los vehículos que procedan del paseo del Prado y quieran dirigirse a Santa María de la Cabeza tendrán que utilizar el paso elevado.

Asimismo, pero sólo durante los trabajos de desmontaje que se inician el domingo, los vehículos que se dirijan desde el paseo del Prado al de la Infanta Isabel tendrán que desviarse en la plaza de Cánovas del Castillo (Neptuno) por las calles de Felipe IV y Alfonso XII, y los que desde Infanta Isabel quieran ir a Santa María de la Cabeza tendrán que ir por Alfonso XII, Antonio Maura, glorieta de Cánovas del Castillo, paseo del Prado y ramal del scalextric.

A partir del momento en que se retire el nuevo tramo del paso elevado se trabajará en la realización del túnel que debe unir el paseo de la Infanta Isabel con la ronda de Atocha. Este paso subterráneo se terminará para octubre, coincidiendo con el final de las obras de remodelación de la plaza.

Jesús Espelosín, concejal de Urbanismo e Infraestructuras Básicas, afirmó ayer que el cambio de nombre de alguna plaza, por ejemplo, la glorieta de Carlos V, para dedicársela a Enrique Tierno "es bastante dificil, porque pesa mucho la tradición".

Espelosín informó que aún no había sido estudiado el tema. "Hay que poner el nombre de Tierno a algún punto importante de la ciudad. Opino que podría dársele este nombre al parque de las Delicias, donde se construye el planetario, proyecto que Tierno impulsó con gran interés".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de enero de 1986

Más información

  • El paso elevado habrá desaparecido por completo hacia marzo o abril