Las tarifas eléctricas subirán en torno al 9%, según el ministro de Economía y Hacienda

Las tarifas eléctricas subirán un punto más que la inflación prevista -es decir, en torno al 9%- para el ejercicio de 1986, según declaró el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, en una reunión con los periodistas de información económica. Solchaga estimó, asimismo, que es improbable que la revisión en curso del Plan Energético Nacional (PEN) de 1983 modifique la actual situación de moratoria en que se encuentra la central nuclear de Valdecaballeros.El ministro de Economía maniféstó que la subida de las tarifas eléctricas es resultado de un compromiso establecido con el sector en la firma del Protocolo de 1983. Sobre la aparente distorsión que el cumplimiento del contrato de suministro de gas natural con Argelia ha originado, Solchaga señaló que no habrá más remedio durante los dos próximos años que recurrir a quemar gas en las térmicas.

Más información

Por otro lado, las empresas eléctricas y el Ministerio de Industria abordarán en los próximos días las medidas complementarias -aumentos de tarifas y medidas fiscales y financieras- dentro de la reestructuración del sector, una vez culminado el proceso de intercambio de activos, según declaró Juan Alegre Marcet, presidente de Unidad Eléctrica (Unesa), en la presentación del año eléctrico.

Alegre confirmó que el crecimiento del consumo eléctrico fue del 3,5% en 1985, dos décimas por encima de las previsiones del PEN de 1983. Ratificó que la petición del sector para que aumenten las tarifas ha sido del 10% para 1986. El presidente de Unesa añadió que el cierre del ejercicio pasado ha coincidido con "uno de los acontecimientos más importantes" que han tenido lugar en la historia del sector: la firma, en la madrugada del 31 de diciembre pasado, del acuerdo intersectorial para el intercambio de activos. En este sentido, Alegre consideró culminada la operación de intercambio de activos, "salvo que se produzcan hechos ahora no previsibles que no imagino". Respecto a la evolución de los consumos, el presidente de Unesa señaló que los datos provisionales indicaban un incremento, del 3,5% para 1985, gracias a los fuertes aumentos producidos en la segunda mitad del año, y predijo un crecimiento de esta variable de "no menos del 4%" para 1986 si se confirma la tendencia registrada en la última parte del año pasado.

En cuanto al impacto del impuesto sobre el valor añadido (IVA) en el recibo de la luz, Alegre dijo que se estaba aún en conversaciones con Hacienda para el estudio de las repercusiones, aunque las primeras estimaciones de los expertos del sector son que el IVA encarecerá entre el 2% y el 3% el recibo para los consumidores normales, mientras que los industriales experimentarán algunos ahorros, al ser el IVA un gravamen en cascada que puede descontarse luego en la liquidación particular de cada empresa. Para el sector, el IVA supone una carga del 12%, pero implica la eliminación del impuesto sobre el tráfico de empresas, el denominado canon regional y otras cargas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de enero de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50