Todos los miembros del Gobierno cántabro presentan la dimisión a su presidente

El presidente del Gobierno regional cántabro anunció anoche la dimisión de todos los miembros de su Gabinete. Los consejeros habían puesto su cargo a disposición de Ángel Díaz de Entresotos durante una larga reunión del Consejo de Gobierno celebrada en un hotel de la ciudad. El presidente cántabro responsabilizó, indirectamente, de la crisis a la división existente en el seno del Grupo Parlamentario Popular. La dimisión de los consejeros se produce horas antes de que se inicie el debate sobre el estado de la región.

Díaz de Entresotos anunció en la noche de ayer que se tomaría "todo el tiempo necesario" para decidir si acepta la dimisión de los integrantes de su Gobierno. Asimismo, en un comunicado oficial que dio a conocer insta a los partidos que integran la Coalición Popular a que, con la mayor brevedad posible, limen las diferencias actualmente existentes y que han conducido a la "inestabilidad política que afecta" al Consejo de Gobierno. Díaz de Entresotos anunció su intención de solicitar del presidente de la Asamblea regional la suspensión del debate sobre el estado de la región que estaba previsto comenzase en la mañana de hoy.El presidente cántabro negó que la dimisión de sus consejeros tuviera como objetivo a corto plazo impedir la celebración de dicho debate.

En la mañana de hoy la Mesa de la Asamblea y la Junta de Portavoces deberán decidir sí se produce el debate o si se suspende tal como solicita el presidente del Gobierno regional.

Reglamentariamente, es dudoso que pueda producirse un retraso del debate, aunque la mayoría con que cuenta el Grupo Popular en los órganos de la Asamblea, en el caso de que sus miembros voten de forma unitaria, lo cual no parece probable, podría lograr dicha suspensión.

Fuentes jurídicas de la Asamblea señalaban ayer que no existía posibilidad alguna de que se suspendiese el pleno convocado y que tan solo podría llevarse a cabo una modificación del orden del día. El presiente Díaz de Entresotos debería enfrentarse, entonces, a un debate en el que la oposición no desaprovechará ocasión para atacar la gestión de su Gabinete durante el último año.

La división del Grupo Popular tal vez posibilite la aprobación de distintas mociones reprobatorias, incluida una del Grupo Regionalista que se dirige especialmente contra el consejero de la Presidencia, Manuel Pardo Castillo. La dimisión de éste es para el Partido Demócrata Popular (PDP) condición indispensable para su vuelta a la disciplina de la coalición.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No habrá elecciones

Aunque la dimisión del Gobierno que preside Díaz de Entresotos se consumara finalmente, no existe posibilidad legal alguna de que se convoquen elecciones anticipadas. El Estatuto de Autonomía no prevé dicha posibilidad y sólo el Senado, según el artículo 155 de la Constitución, y por mayoría absoluta y en el supuesto que se diera una situación que hiciese peligrar la estabilidad de las instituciones, podría ordenar la convocatoria de elecciones.El presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Juan González Bedoya, afirmó que el debate debe celebrarse por imperativo de la ley, y no acepta la suspensión del mismo. Entiende el parlamentario socialista que la ley de Régimen Jurídico que el propio presidente remitió a la Cámara y el Estatuto de Autonomía avalan sus posiciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS