Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maniobra de Texaco para reducir la sanción contra la compañía

Los abogados de Texaco, tercera compañía petrolera de Estados Unidos, están intentando que se aplace una semana la vista en la que el juez deberá fallar el veredicto de un juzgado de Texas que condenó a la compañía a pagar 10.530 millones de dólares (1,6 billones de pesetas) a Penzoil -otra firma petrolera estadounidense-por los daños y perjuicios que le ocasionó Texaco cuando intentó adquirir Getty Oil en 1984.Los abogados de Texaco están intentando ganar el mayor tiempo posible con objeto de preparar con mayor detalle la defensa de la compañía, imposibilitada materialmente para reunir los 12.000 millones de dólares que se le han exigido en concepto de fianza para poder apelar a un tribunal superior.

Según informa The Wall Street Journal, se está detectando una estrategia de relaciones públicas de la firma para persuadir al juez Solomon Casseb de que modere su veredicto. Tras la vista, el juez puede confirmar, reducir o incluso rechazar el veredicto del jurado contra Texaco.

Dentro de esta campaña de imagen, portavoces de la compañía petrolera han señalado en entrevistas y declaraciones a la Prensa de Tejas que, en caso de confirmarse la sentencia, se producirían fuertes reducciones de personal, entre otras negativas consecuencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 1985