Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias reitera que la unidad de los comunistas debe hacerse dentro del PCE

El secretario general del PCE, Gerardo Iglesias, reiteró su tesis de que la unidad de los comunistas españoles debe hacerse dentro del PCE, en un mitin celebrado ayer en Madrid en solidaridad con el Frente Polisario. Iglesias insistió en que el PCE había superado su crisis e invitó a integrarse en las filas del partido a todo aquel que desee discutir y trabajar para lograr la unidad dentro de la diversidad.

El secretario general del PCE tuvo duras palabras para el Gobierno y el partido socialista por la expulsión de los representantes en España del Frente Polisario, uno de cuyos miembros intervino en el acto, al que también asistieron Marcelino Camacho, secretario general de CC OO y Simón Sánchez Montero, miembro de la ejecutiva comunista."Algunos partidos", dijo Iglesias, "han mercadeado con causas justas, como la causa saharaui, la sandinista, la palestina o la lucha por la paz, hasta el triunfo electoral, para al día siguiente echar una a una todas ellas a la papelera".

Gerardo Iglesias enmarcó la expulsión de los representantes polisarios en la política exterior del Gobierno que explica "el próximo reconocimiento del Estado de Israel, la cancelación del viaje de Felipe González a Cuba y Perú, o la integración en la OTAN", política que entiende como total sometimiento a los intereses de EE UU.

Según Iglesias, el Gobierno ha usado y manipulado la muerte de dos trabajadores españoles en el caso del pesquero Junquito para beneficiar la política de Marruecos, otro de los peones de Estados Unidos, a su juicio, en la zona, y se preguntó por qué en casos parecidos no se expulsó a las delegaciones diplomáticas de Francia o Irlanda.

Iglesias dijo no entender "por qué el Gobierno español no accede a dar al Frente Polisario -que deja a España explotar sus bancos pesqueros-, el mecanismo para saber si son pescadores españoles o piratas marroquíes". Afirmó que los pesqueros españoles faenan bajo pabellón marroquí y muchos de ellos con soldados de este país a bordo. En igual sentido se expresó el representante saharaui, Hadj Ahmoo Aberia-al, quien informó que "el Frente Polisario ha pedido al Gobierno español que los pesqueros canarios enarbolen la bandera española para poder identificarlos, a lo que éste se ha negado".

Iglesias exigió la inmediata denuncia del tratado tripartito de 1975 entre España, Marruecos y Mauritania, "cuya vigencia", dijo, "significa que el Gobierno socialista sigue comprometido con la traición histórica del Gobierno Arias Navarro".

Iglesias reclamó la invalidación del acuerdo pesquero con Marruecos, así como el reconocimiento de la República Democrática Árabe Saharaui, otorgado ya por 63 países y miembros de pleno derecho de la Organización para la Unidad Africana (OUA), y del Frente Polisario como su legítimo representante. Este reconocimiento -afirmó- sería sólo una forma de resarcir al pueblo saharaui de la gran responsabilidad de España en el Sáhara occidental, que primero colonizó y después "vendió" a Marruecos.

El dirigente comunista denunció la venta de armas españolas a Marruecos y exigió la inmediata paralización de dichos envíos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de octubre de 1985