Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Els Joglars estrenan en Alicante 'Virtuosos de Fontainebleau', su último montaje

El grupo de teatro catalán Els Joglars estrena esta noche en Alicante su último montaje, titulado Virtuosos de Fontainebleau. Es el 18º de los realizados por este grupo, que cumplirá en 1986 sus 25 años de existencia. La obra es una especie de farsa sobre la visión tópica de nuestro país que tienen los franceses, como representantes de la Europa a la que España se adhiere, y la que nosotros tenemos de ellos.

La obra se estrena en la capital alicantina siguiendo la tradición del grupo catalán de presentar allí sus montajes antes de llevarlos a otras ciudades.

Els Joglars lo representarán a continuación en Valencia, donde está previsto que se estrene el 6 de noviembre y que es precisamente la ciudad donde los miembros del grupo se encuentran procesados, a raíz de una querella presentada por el abogado ultraderechista Carlos Verdú, en relación con el contenido de la obra Teledeum, que fue motivo de gran polémica nacional.

Farsa

Virtuosos de Fontainebleau enmascara su condición de farsa bajo la apariencia de un concierto ofrecido por un conjunto de cámara francés a modo de clausura de una serie de actos sobre la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea.La orquesta de cámara está integrada por los actores Jesús Agelet, Pep Armengol, Gilbert Bosch, Jaume Collell, Ramón Fontseré, Maribel Rocatti y Clara del Ruste. Santi Ibáñez representa el papel de un tramoyista español y Xevi Vilar encarna a Salvador Montanyà, jefe de servicios de la Consejería de Interrelaciones con Europa de la Generalitat de Cataluña y organizador del concierto.

Acerca de la integración en Europa, el director Albert Boadella confiesa tener una opinión "a contracorriente" y dice que estaría más bien "a lo mejor pro Marruecos". "Europa", añade, "no me gusta; la encuentro aburrida, aprisionada por el bienestar, y en ella la cultura es una cosa de ministerios. Yo creo que nuestro país tiene una condición todavía buena, medio artesanal, que va a perder. Ese equilibrio entre la ciencia y la artesanía que hay en nuestro país es magnífico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de octubre de 1985