20 integristas marroquíes, condenados a cadena perpetua

Un tribunal de Marraquech condenó ayer a cadena perpetua a 20 integristas marroquíes, a los que acusa de atentar contra la monarquía que encarna el rey Hassan II y de realizar actividades contrarias a la seguridad interior del Estado, así como de distribución de propaganda subversiva y alteración del orden público. Dieciséis de los condenados, en su mayoría estudiantes miembros de Juventud Islámica, han sido juzgados en rebeldía.El veredicto del tribunal de Marraquech, ciudad situada a 334 kilómetros al sur de Rabat, es el segundo que dicta la justicia marroquí en los últimos meses contra actividades de grupos integristas de este país norteafricano, aunque en esta ocasión las condenas han sido relativamente benévolas en relación con la anterior vista, que concluyó con 14 sentencias de muerte, ninguna de las cuales se ha llevado a efecto hasta la fecha.

La vista ha concluido tras nueve audiencias públicas que se han desarrollado a lo largo de las dos últimas semanas y de cuyo contenido han dado detallada Información los periódicos de Rabat y Casablanca. La justicia marroquí citó a un total de 31 personas, de las cuales sólo comparecieron 16. De estas 16, 14 habían sido detenidas por la seguridad marroquí y las dos restantes comparecieron voluntariamente en el curso de la vista.

Aparte de las 20 sentencias de reclusión perpetua, el tribunal, presidido por el magistrado Mohamed el Ghazi el Hoseini, dictó cuatro condenas de 30 años de prisión, una de 25, otra de 20 y dos últimas de dos años y una multa de 1.000 dirhams (16.500 pesetas, aproximadamente). Otros tres inculpados fueron condenados solamente a multas de 500 dirhams.

Con estas 31 condenas son ya 57, tras el juicio celebrado en Casablanca a principios de septiembre último, las personas sometidas a la acción de la justicia en relación con actividades de organizaciones integristas en este país. Marruecos ha decidido perseguir sin clemencia al grupo integrista Juventud Islámica, al que se supone pertenecen estos últimos acusados, ya que la sentencia no revela su filiación.

Juventud Islámica es una organización, con la mayoría de sus dirigentes exiliados en París, que ha declarado la guerra santa contra la monarquía alauí y que propugna la instauración de una república islámica en Marruecos similar al modelo iraní.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de octubre de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50