Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una armadora gaditana, dispuesta a abandonar un barco en Argelia al no poder pagar la multa

El pesquero José Galindo, con base en Barbate (Cádiz), será presumiblemente abandonado en el puerto argelino de Menour, donde está retenido por faenar en aguas ilegales, al no poder su propietaria abonar los casi cuatro millones de pesetas que le han impuesto de sanción. Este es el único caso, de los cuatro pesqueros gaditanos apresados en este momento, en el que se ha coriocido la acusación y la multa. Los otros barcos son Ifach de Calpe, con base en El Puerto de Santa María, que está bloqueado en Casablanca desde el pasado día 8 de octubre, el Victoria Joya, de Barbate y Nuestra Virgen de la Luz de Algeciras que han sido conducidos a dicho tras ser apresados el martes. La situación más delicada afecta al José Galindo, ya que su propietaria, Candelaria García Peralta, se ha declarado impotente para abonar la multa de 3.600.000 pesetas más el coste de las artes de pesca encautadas, lo que ha motivado que el pesquero permanezca en puerto argelino desde que llegara el pasado 13 de octubre. Para buscar una solución se están realizando gestiones con representantes de la Administración central y autonómica, con el fin de conseguir ayudas económicas, por otro lado el patrón mayor de la cofradía de pescadores de Barbate, Antonio Ruiz Junquera continúa en el puerto de Menour acompañando a la tripulación de 22 hombres que se hallan en buen estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de octubre de 1985