Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hernández Gil, elegido presidente del poder judicial

El catedrático Antonio Hernández Gil, de 70 años, fue elegido ayer por 14 votos nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial y, por tanto, del Tribunal Supremo. El más absoluto mutismo oficial rodeó ayer la elección, en la que se produjeron cuatro votaciones. Hernández Gil fue presidente de las Cortes constituyentes, preside la Comisión General de Codificación, la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y, hasta ayer, el Consejo de Estado, máximo organo consultivo del Gobierno. Los 20 vocales del Consejo, tras jurar sus cargos ante el Rey a las diez de la mañana, en la Zarzuela, se reunieron en sesión constitutiva, en la sede del organismo, durante casi tres horas, al cabo de las cuales se anunció escuetamente la elección.

A las 14.15, Cesáreo Rodríguez Aguilera, que había presidido la sesión como vocal de mayor edad, anunció la elección y se negó a facilitar detalles sobre lo ocurrido. Dijo simplemente que Hernández Gil había superado la mayoría de tres quintos exigida legalmente, lo que significa al menos 12 votos de los 20 consejeros.De los 20 miembros del Consejo, 14 fueron propuestos por el PSOE, 4 por el Grupo Popular, uno por la Minoría Catalana y uno por el Grupo Vasco.

Sistema de votación

El sistema de elección empleado fue similar al que utiliza el jurado de los premios literarios Goncourt, con votaciones sucesivas para eliminar a los candidatos que resulten menos votados.

Inicialmente, hubo cinco aspirantes a la presidencia: Antonio Hernández Gil, Federico Carlos Sainz de Robles, Carlos de la Vega, Jerónimo Arozamena y Manuel García de Miguel. Cada consejero emitió un voto con dos nombres. Obtuvieron 11 votos Hernández Gil y Arozamena, mientras que Carlos de la Vega sumó 9 y los dos restantes se situaron por debajo de seis. Fueron eliminados, por tanto, estos últimos: Sainz de Robles y García de Miguel.,

En la siguiente votación, Hernández Gil logró 16 votos; García de la Vega, 13; y Arozamena, 11. Se votó entonces para decidir a quién de los dos últimos se eliminaba. Arozamena sumó por tercera vez 11 sufragios, y De la Vega, 9. Así, la última votación tuvo como opciones a Hernández Gil, que consiguió 14 votos, y Jerónimo Arozarnena, vicepresidente del Tribunal Constitucional, que obtuvo los 6 restantes.

Hérnandez Gil declaró ayer a EL PAIS: "Nadie me ha dicho nunca que haya habido ningún pacto propiamente dicho" referido a su elección. Y añadió: "No he mantenido relación con ninguna de las personas que han participado en mi elección". Asimismo, aseguró que, pese a unirle con algunos de ellos lazos de amistad, ni siquiera les llamó para felicitarles tras ser elegidos, a fin de evitar cualquier malentendido. Rodríguez Aguilera comunicó la elección al Rey, al presidente del Gobierno y a las autoridades del Estado relacionadas con la administración de justicia.

Consenso previo

La ceremonia de jura de los cargos celebrada en el palacio de la Zarzuela fue breve y asistieron el presidente del Gobierno, Felipe González; los del Congreso y el Senado, Gregorio Peces-Barba y José Federico de Carvajal; el ministro de Justicia, como notario mayor del Reino, y el presidente saliente, Federico Carlos Sainz de Robles. Once vocales juraron su cargo: Pablo Beltrán de Heredia, Antonio Albasanz, Pablo García Manzano, Juan Antonio Linares, Adrián Celaya, Luis Vacas, Cristina Alberdi, Francisco Huet, Antonio del Cacho, Julián Serrano y Valentín de la Iglesia. Prometieron los cargos: Pablo Castellano, Antonio González Cuéllar, Ignacio de Otto, Manuel Peris, Cesáreo Rodríguez Aguilera, José Augusto de Vega, Juan José Martínez Zato, Emilio Berlanga y José Luis Calvo Cabello.

El clima de tensión que ha generado la sustitución del anterior Consejo por el actual, con sus 20 miembros elegidos ya por las cámaras, provocó dudas sobre la presidencia del organismo, de forma que el martes, a última hora de la tarde, el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Eduardo Martín Toval, se entrevistó con dirigentes de Alianza Popular (AP) para asegurarse de que los candidatos propuestos por el partido conservador otorgarían su voto a Hernández Gil.

La sesión constitutiva de ayer comenzó poco después de las once de la mañana, y los consejeros descansaron unos minutos a las 13.15. En ese momento, los que salieron de la sala bromearon sin adelantar ningún resultado.

El último episodio de tensión en torno al nuevo Consejo del Poder Judicial -el primero elegido íntegramente por el Congreso y el Senado, con pleno acuerdo entre socialistas y populares sobre los nombres de los candidatos a vocales- se produjo el martes.

El secretariado de la asociación progresista Jueces para la Democracia hizo pública una nota en la que lamentaba que se hubiese filtrado, antes de constituirse el Consejo, el nombre de su futuro presidente, Hernández Gil, lo que juzgaba como "un atentado contra la dignidad del propio Consejo". Por su parte, la Asociación Profesional de la Magistratura, mayoritaria en el cuerpo, interpuso recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, solicitando que declare la nulidad de los nombramientos y se suspendiera la toma de posesión.

"Excelente jurista"

El ministro de Justicia, Fernando Ledesma, declaró ayer en los pasillos del Congreso que Hernández Gil es "un excelente jurista" y destacó que ha prestado grandes servicios al Estado y la sociedad.

Al preguntarle su opinión sobre los 14 votos obtenidos por el nuevo presidente, Ledesma aseguró que no tenía noticia sobre el resultado concreto, pero que si eran 14 ello suponía un consenso mayor del exigido por la Constitución

Dijo también que desde este momento se disponía a "colaborar, con el Consejo" para lograr que la justicia "funcione mejor de lo que funciona" y que cualquiera que hubiera sido el resultado, su postura habría resultado la misma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de octubre de 1985

Más información

  • 14 de los 20 vocales votaron la candidatura del hasta ahora presidente del Consejo de Estado