Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granadas sin estallar del dificultan la extinción del incendio de Colmenar Viejo

El incendio declarado a las tres de la tarde del domingo en el cerro de San Pedro -paraje situado a unos ocho kilómetros de Colmenar Viejo, utilizado para realizar prácticas de tiro del Ejército- quedó controlado a primera hora de la tarde de ayer, aunque persistían dos o tres pequeños focos. No se produjeron víctimas. Las labores de extinción del fuego, que arrasó unas 2.000 hectáreas de terreno, se vieron dificultadas por lo escabroso del terreno y la existencia de artefactos militares sin estallar, que hicieron explosión al ser recalentados por las llamas.

El incendio ha sido uno de los más espectaculares de los registrados este año en la región de Madrid, aunque no ha significado pérdidas económicas importantes. Según las primeras estimaciones, el fuego arrasó 2.000 hectáreas situadas en torno al pico de San Pedro, que sirve de hito divisorio de cuatro términos municipales: Colmenar Viejo, Pedrezuela, San Agustín de Guadalix y Miraflores de la Sierra. [Cada hectárea supone. una extensión semejante a un campo de fútbol, y 2.000 hectáreas son 20 kilómetros cuadrados]. En el término, de Colmenar existen varias instalaciones militares, incluidos unCentro de Instrucción de Reclutas, un Grupo de Operaciones Especiales y una base de helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET). Esta base, donde están enclavados ¡mportantes depósitos de combustible, se encuentra a unos cuatro kilómetros de la base del cerro arrasado por las llamas.

El cerro, cubierto hasta el domingo de rastrojos, con algunas manchas poco densas de encinas y acebos, presentaba ayer un aspecto totalmente ennegrecido, que resaltaba frente al circundante paraje de pastos amarillentos por la sequía.

El origen del incendio hay que buscarlo, según declaró ayer el alcalde de Colmenar Viejo, Armando Jusdado (PSOE), en alguna imprudencia personal, tal vez de algún excursionista o de algún cazador. Parece descartado que fuera provocado, porque no hay intereses en la zona que puedan explicar una acción de este tipo.

El cerro de San Pedro es un lugar utilizado habitualmente para maniobras militares y prácticas de tiro. A media tarde del domingo, un grupo de funcionarios de Icona (Instituto para la Conservación de la Naturaleza), se vio sorprendido por al menos dos fuertes detonaciones, motivadas por el estallido de artefactos militares que permanecían sin explotar después de haber sido lanzados por los carros de combate. El peligro que suponía la posible existencia de otros artefactos similares hizo que los bomberos no subieran demasiado por la ladera y esperaran a que las llamas bajaran a terreno más llano, según confirmaron fuentes municipales. Un brigada y un sargento del Ejército acompañaron al personal contra incendios para señalar las zonas en que era más previsible la existencia de artefactos.

El incendio alcanzó grandes proporciones y llegó a tener un frente. circular de hasta 10 kilómetros, visible desde los pisos altos de Colmenar Viejo. Esta localidad está situada al Noroeste, a 30 kilómetros de Madrid, y tiene casi 30.000 habitantes. Una de las fincas que resultó arrasada por el fuego es propiedad del coronel retirado Manuel Abelló, conocido por su, oposición constante a la existencia del campo de tiro.

Hidroaviones

Cerca de 100 hombres colaboraron en las tareas de extinción, aportados por los cuerpos de bomberos de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Colmenar Viejo, personal del Icona -hoy adscrito a la Consejería de Agricultura- y un grupo de 16 hombres del servicio contra -incendios de la base central de las FAMET, cuyas instalaciones se encuentran a unos cuatro kilómetros de la base del cerro. La intervención de dos hidroaviones del Icona fue decisiva para la extinción del fuego en aquellos puntos que, por lo escabroso del terreno, eran prácticamente inaccesibles para el personal de a pie.

A las dos de la tarde, el fuego estaba prácticamente extinguido. Virgilio Cano, consejero de Gobernación de la Comunidad de Madrid, y Armando Jusdado utilizaron un helicóptero de las FAMET para sobrevolar el cerro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de octubre de 1985

Más información

  • El fuego afectó al campo de tiro del cerro de San Pedro