Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Daniel Graña,

alcalde del municipio lucense de Castroverde, se ha visto obligado a decretar la paralización de las obras de construcción de una casa propiedad de Antonio Ferreiro por carecer de la correspondiente licencia municipal y del proyecto técnico. La paralización no resultaría sorprendente si no fuese porque Antonio Ferreiro es el funcionario municipal que está encargado de la vigilancia en el municipio para que las edificaciones sean legales y cuenten con la pertinente licencia y proyecto técnico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 1985