Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España rebaja la remuneración del coeficiente de caja a bancos y cajas de ahorro

El Banco de España anunció ayer que el 18% de los pasivos computables que bancos y cajas de ahorro tienen que inmovilizar para cumplir el coeficiente de caja varía en su composición, dando un mayor peso al tramo remunerado, al tiempo que disminuye el tipo de initerés al que se retribuyen dichos depósitos. La baja en la remuneración de este coeficiente es del 0,25% y supone unos menores ingresos para bancos y cajas de alrededor de 7.000 millones.La modificación del actual coeficiente de caja, sin alterar el porcentaje de depósitos que las instituciones financieras tienen que depositar en el Banco de España, trata de adecuar las disposiciones legales a la realidad y, sobre todo, aplicar el mecanismo de pagar menos por los depósitos cuando los tipos de interés tienden a bajar. Hasta ahora el coeficiente de caja, el 18% de los pasivos de bancos y cajas, estaba compuesto por dos tramos: el 13% se remuneraba a un tipo de interés del 12,25% y el 5% -el verdadero coeficiente de caja- no tenía retribución por parte del Banco de España.

El coeficiente de caja es, en la mayor parte de los países, bastante menor que el que rige actualmente en España. La diferencia se debe a las necesidades de control monetario por parte del Banco de España, dado el elevado volumen de déficit público existente y sus necesidades de financiación. De hecho los bancos y las cajas de ahorro tienen que destinar, entre coeficiente de caja y el de control monetario, el 29% de sus depositos, para que la política monetaria puede llevarse a cabo.

La modificación decidida ayer supone pasar el tramo remunerado hasta el 15,5% disminuyendo la parte no remunerada hasta un modesto 2,5%, que se entiende sería suficiente para cubrir las necesidades de tesorería y liquidez que pueden precisar las instituciones financieras. Junto a esta modificación en la composición del coeficiente, se ha decidido variar el tipo de interés que el Banco de España paga por la parte remunerada. Hasta ahora, se pagaba el 12,25% que significaba una remuneración media, para el conjunto del coeficiente de caja, del 10,27%.

Menores costes

Esta remuneración media venía siendo, de hecho, superior a lo que el Tesoro ha pagado por sus pagarés en los últimos meses. Por ello el Banco de España ha decidido rebajar la remuneración hasta el 10%, con un recorte de la rentabilidad media algo superior a un cuarto de punto. Los depósitos de bancos y cajas de ahorro sujetos al cumplimiento del coeficiente de caja alcanzan la cifra de 18 billones de pesetas; los fondos depositados en el Banco de España se sitúan en torno a los 3,24 billones de pesetas, cantidad por la que bancos y cajas obtenían unos ingresos financieros superiores a los 286.000 millones de pesetas anuales. Con la baja en la remuneración, los ingresos financieros no llegarán a los 280.000 millones.Los menores ingresos -unos 7.000 millones de pesetas al año- deben compensarse, dentro de las cuentas de resultados por la vía de una menor retribución a los pasivos captados. En los últimos meses, y ante la evolución de los tipos de interés, las instituciones financierasa venían obteniendo una prima por la inmovilización de sus depósitos en el Banco de España. Con la nueva retribución la prima desaparece y las entidades financieras tendrán que volver a aplicar reducciones a lo que pagan a sus clientes de pasivo.

El coeficiente de control monetario, el 11 % de los pasivos que debe cumplirse con pagarés del Tesoro, puede reducirse en las próximas semanas ya que los ahorradores privados vienen invirtien do en forma creciente en este tipo de títulos y por lo tanto no se nece sita ya que sean las entidades las que guarden en sus carteras la mayor parte de estos pagarés. En la actualidad, de los cinco billones de pagarés en circulación casi dos billones están en manos del público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de octubre de 1985