Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Flynn olvidó la botella de ron junto al cofre del muerto

La bolsa se decidió a convertirse en una sucursal del reino de Jauja, sin tener que esperar a que fuese martes y sin llegar hasta Bélgica, como reza el título de un película cómica estrenada hace algunos años. La ganancia de 2,11 puntos en el índice general pone al termómetro bursátil en camino de romper la cota 112%. Un acontecimiento que, según los analistas técnicos, situaría al mercado ante una subida libre.El milagro, como ya se puso de manifiesto en la última parte de la semana anterior, se debe exclusivamente al sector eléctrico, que ha conseguido superar las incertidumbres de los inversores gracias al acuerdo alcanzado entre las compañías en el pertinaz problema de los intercambios de activos.

Las rentabilidades de estos valores se habían situado en unos niveles sin competencia para otras posibilidades de colocación, suponiendo que se lleguen a cumplir los deseos de empresas y Administración para mantener los dividendos en este ejercicio e, incluso, para que Iberduero incremente el suyo, si es que se recoge el eco de los rumores más insistentes. Pero el aumento de precios sufrido en estas dos últimas jornadas (ayer algunos valores subieron por encima del 5%. permitido) ha rebajado considerablemente su atractivo.

Eso no parece inquietar a los especuladores a corto plazo, que juegan exclusivamente con las diferencias de precios entre compra y venta. Y ayer se notaba cierto regusto por aprovechar la subida y soltar el papel adquirido a precios más bajos. Sin embargo, no parece muy probable por ahora que estas previsibles realizaciones de beneficios puedan cortar la consolidación de la tendencia alcista.

Al mismo tiempo, la inversión bursátil se ve favorecida por la continuada rebaja de los tipos de interés. Ayer, sin embargo, el precio del dinero en el interbancario registró cierto repunte, al situarse los depósitos a un día al 10,67% (10,36% anterior) y 11,24% a tres meses (10,75%). El Banco de España realizó una subasta de préstamos a un día, con un tipo del 11 %, al igual que en la semana anterior. También el banco emisor repitió precio en la venta de pagarés a un mes (10,25%) y a tres meses (10,5%), sin que se hayan realizado ventas a más largo plazo, siguiendo la tónica de las pasadas jornadas.

Los analistas aguardan ahora el resultado del índice de precios al consumo para el mes de agosto, cuya publicación sufre cierto retraso por culpa de la introducción del nuevo sistema de cálculo. Las primeras estimaciones no son alarmistas y apuntan hacia la repetición del resultado del año anterior, esto es, en torno al 0,7% o incluso por debajo de esa cifra.

Por otra parte, ayer repartió dividendo el Banco Central, a cuenta del ejercicio, 45,10 pesetas netas, de las que la entidad bancaria recuperó 5,2 enteros. También la Compañía Española de Viviendas en Alquiler repartió una derrama de 37,50 pesetas netas, complementaria de 1984. Española de Inversiones, por su parte, anunció la distribución de un dividendo de 32,80 pesetas netas, a cuenta del ejercicio, cuyo pago se efecturá el 10 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de octubre de 1985