Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Tierno abrió ayer con un pregón las fiestas de Aranjuez

El pregón del Amotinado Mayor, papel que este año ha sido aceptado por el alcalde de Madrid, Enrique Tierno, dio inicio ayer, a las ocho de la tarde, a las fiestas de Aranjuez, cuyo plato fuerte son los actos del motín, representación popular en la que participan cientos de vecinos ataviados con trajes de época de los hechos históricos ocurridos. los días 17, 18 y 19 de marzo de 1808, cuando el pueblo llano de Aranjuez, conducido y espoleado por un sector de la nobleza, incendió la casa de Manuel Godoy, valido de Carlos IV.Tierno habló a unas 3.000 personas que se congregaron en la plaza del Ayuntamiento para escuchar sus palabras. El alcalde terminó su pregón, improvisado, con estas palabras: "Yo sé que no soy capaz de amotinar a nadie. No obstante, estoy contento con el título porque los motines que recuerdo fueron motines por la libertad individual y la libertad de los pueblos. Vecinos de Aranjuez, en estos momentos, el que es Amotinado Mayor pide un motín por la paz, por la alegría entre todos y por el bien de los pueblos y por el bien de. los hombres".La representación del motín ha ido ganando en espectacularidad y participación cada año. El próximo 6 de septiembre, viernes, los primeros grupos de amotinados se concentrarán en el patio de la Casa Atarfe -donde se celebra un festival de música castellana- y de allí se dirigirán a los cuatro puntos señalados por el Ayuntamiento.

A las diez de la noche, a la señal de un repique de las campanas de todas las iglesias del pueblo, las cuatro comitivas encenderán sus antorchas y confluirán ante el palacio del valido de Carlos IV, que será invadido, destrozado, y el propio Godoy hecho prisionero, maltratado y encerrado en el calabozo municipal hasta el 8 de septiembre. El asalto al palacio irá arropado por un gran castillo de fuegos artificiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de septiembre de 1985