Aceites Españoles ofrece garantías personales para respaldar la compra de Carbonell

Aceites Españoles ofrecerá garantías personales y no hipotecarias para respaldar el crédito oficial de 4.500 millones concedidos a esta empresa para la compra de Carbonell, empresa del grupo Hipano-Americano. A este acuerdo han llegado los directivos de Aceites Españoles y los responsables del Banco de Crédito Agrícola (BCA), entidad que instrumenta el préstamo, tras las negociaciones mantenidas esta semana.Fuentes del BCA señalaron que la firma del crédito podría formalizarse el próximo martes, día 23, simultáneamente con la compra de Carbonell al Banco Hispano y la ampliación de capital en 1.500 millones por parte de los nuevos propietarios.

La posición de Aceites Españoles consistía en evitar comprometer garantías hipotecarias por las dificultades que éstas acarrearían para obtener de la banca comercial la cuantiosa financiación del circulante que estas empresas necesitan para sus campañas.

Este punto de vista primó en la negociación y el BCA aceptó una garantía personal de Carbonell y Cía de Córdoba, así como otra de Elosúa y Pons, firmas que integran Aceites Españoles en la proporción de su participación en los activos de Carbonell, que es de un 12% y un 4%, respectivamente. Aceites Españoles fue constituida el pasado mes de septiembre por Elosúa e Industrias Pons, con una participación respectiva del 78% y 22% en un capital testimonial, para presentar a la Administración una oferta por Carbonell.

La financiación para la compra de Carbonell fue arbitrada mediante un crédito de 4.500 millones de pesetas, aprobado por el Consejo de Ministros del pasado 19 de junio, con un plazo de amortización de 10 años y carencia de cinco, al 16% de interés. Durante los cuatro primeros años este tipo de interés tendrá una subvención por parte del Ministerio de Agricultura de tres puntos, que viene a representar una financiación extra y gratuita de 240 millones.

El Consejo de Ministros citado denegó a la firma francesa Lesieur, S A, una inversión en Carbonell por 4.100 millones de pesetas, por entender que ya existe una participación importante de capital extranjero en el sector de aceites vegetales españoles.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS