Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Boyer, nuevo presidente del Banco Exterior de España

Miguel Boyer será nombrado hoy presidente del Banco Exterior de España por su consejo de administración, tras contar con el visto bueno del ministro de Economía, Carlos Solchaga, que informó ayer al Consejo de Ministros. Boyer sustituye a Francisco Fernández Ordóñez, que dimitió de la presidencia del banco para ser nombrado ministro de Asuntos Exteriores. La nueva incógnita es saber quién ocupará el cargo de consejero delegado de la entidad, ya que el anterior titular, Rafael Martínez Cortiña, ha anunciado su dimisión.

La designación de Miguel Boyer causó gran sorpresa en algunos medios del Partido Socialista Obrero Español enterados de la noticia, ya que, tras las primeras especulaciones que indicaban que ocuparía el cargo, se había producido una reacción en contra que parecía haber neutralizado tal posibilidad. Los mismos medios se preguntaban ayer qué puestos se ofrecerán a los otros tres ministros destituidos, Fernando Morán, Enrique Barón y Julián Campo.El Consejo de Administración del Banco Exterior -octavo banco del país en el ranking por recursos ajenos, de mayoría pública- deberá decidir también la personalidad del nuevo consejero delegado de la entidad, tras la dimisión del catedrático de Estructura Económica Rafael Martínez Cortiña.

El nombre que más suena para este puesto es el de Raimundo Ortega, director general del Tesoro y Política Financiera, una persona a la que se considera que ha conectado perfectamente con Boyer durante los 31 meses de su presencia en el Ministerio de Economía y Hacienda. Ortega ha expresado en diversas ocasiones -antes de la dimisión de Boyer- su intención de abandonar la dirección general citada. Sin embargo, es probable que Solchaga le necesite al menos hasta que se concluya definitivamente el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 1986.

Precisamente hoy se reúne también el Consejo de Administración del Banco Zaragozano, una de las entidades que podrían ofrecer el puesto de primer ejecutivo a Martínez Cortiña. Éste deberá optar por vanas ofertas privadas, aunque ayer parecía que la que tenía más posibilidades era la de director general del Banco Central. Otra opción era la del Arab Banking Corporation, principal accionista del Atlántico, el principal banco de la antigua Rumasa; este fin de semana se encuentra en Madrid su presidente, el libio Abdulla Saudi.

La pasada semana, algunos de los presidentes de los siete grandes de la banca expresaban su buena voluntad ante el hecho de que Boyer pudiese reunirse con ellos en las tradicionales comidas como presidente del octavo banco del país. Francisco Fernández Ordóñez, sin embargo, no asistió casi nunca a estas reuniones por reticencias de los presidentes de los bancos privados.

El capital del Banco Exterior asciende a 16.659 millones de pesetas y obtuvo en 1984 unos beneficios de 5.156 millones de pesetas. El grupo del Banco Exterior tiene vacantes también las presidencias de los bancos Simeón y Alicante, que ocupaba Fernández Ordóñez, así como la vicepresidencia no ejecutiva del Banco Atlántico.

Página 41

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de julio de 1985

Más información

  • Carlos Solchaga informó ayer del nombramiento al Consejo de Ministros