TRIBUNALES

Declaradas secretas las diligencias sobre los 'fusilamientos' de Abena y el asalto a Radio Jaca

El juez militar que instruye el proceso sobre el simulacro de los fusilamientos de Abena (Huesca) y el asalto a la emisora Radio Jaca -el primer medio informativo que dio la noticia de los sucesos- ha declarado secretas las diligencias. El pasado viernes fueron llamados a declarar el director de la emisora, José Luis Rodrigo, y e redactor Carlos Sánchez Cruzat. Sorprendentemente, el sumario sobre el asalto a Radio Jaca, diferente al de los fusilamientos de Abena lo lleva el mismo juez togado de la V Región Militar, Eduardo Fuenbuena Fernández, que se negó a realizar declaraciones y prohibió a los dos periodistas hacerlas, ya que declaró secretas las diligencias

José Luis Rodrigo y Carlos Sánchez Cruzat declararon, por separado y a puerta cerrada, durante más de dos horas en la Ciudadela militar de Jaca, sin la presencia de su abogado, pues responsables de la emisora entendían que se trataba "de un trámite de diligencias, pues los dos periodistas no están acusados de nada".Los responsables de Radio Huesca, a cuya cadena pertenece Radio Jaca, se enteraron oficialmente de que el sumario instruido a los dos informadores se refería al asalto de la emisora, y no a los fusilamientos de Abena, el mismo día en que fueron llamados a prestar declaración.

Radio Jaca fue asaltada por unos desconocidos, que inutilizaron parte de su material, momentos antes de que el 12 de junio de 1984 su director, José Luis Rodrigo, informara, en el programa de la cadena SER Hora 25 de los sucesos de Abena ocurridos días antes, cuando una patrulla de las COES irrumpió en la población y procedió al fusilamiento simulado del alcalde, José Galindo, y del vecino Generoso Ara.

El redactor de Radio Jaca Carlos Sánchez Cruzat fue quien presentó la correspondiente denuncia en la comisaría de Jaca. El Tribunal Supremo decidió que los sucesos de Abena pasarán a la jurisdicción militar.

Cuando los medios de comunicación difundieron la noticia del simulacro de fusilamiento, el Ministerio de Defensa salió al paso de la polémica levantada en torno a esos hechos alegando que el 'fusilamiento" de Abena fue un intento de dar mayor realismo al ejercicio. Tres altos cargos del Ministerio de Defensa, en una conferencia de prensa convocada para facilitar la versión oficial de lo ocurrido, manifestaron que no pretendían justificar el falso fusilamiento, "porque no es justificable", si bien señalaron que el capitán Carlos Alemán, responsable de la unidad que protagonizó el incidente, había realizado en esa zona ejercicios de guerrillas militares desde hacía cuatro años, por lo que tenía cierta confianza con la zona, y que éste era el primer incidente ocurrido en los 5.200 ejercicios similares que hasta la fecha se habían realizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50