Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cuadro de El Greco robado en Titulcia lleva siete meses en un cuartelillo

ANDRÉS MANZANO, El cuadro de El Greco La Asunción de la Magdalena, robado el pasado 4 de noviembre de la parroquia de Titulcia (Madrid), que apareció tirado en una obra en Benavente (Zamora) nueve días más tarde, se encuentra desde entonces en la casa cuartel de la Guardia Civil de Ciempozuelos, municipio vecino de Titulcia, en condiciones deplorables. El Instituto de Conservación y Restauración de Obras de Arte (ICROA) tiene la intención de recoger el lienzo mañana, gracias a las gestiones de Juan Antonio Cánovas del Castillo, diputado regional del Grupo Popular.

El cuadro, atribuido a El Greco, representa la Asunción de la Magdalena. Durante más de 350 años permaneció expuesto en la parte superior del gran retablo de la iglesia parroquial de Titulcia, pequeña localidad de unos 850 habitantes, situada a 35 kilómetros al sur de la capital. El retablo estaba compuesto por seis lienzos, encargados entre 1607 y 1609 al taller del hijo del pintor griego, Jorge Manuel Greco, aún en vida del padre, y dos esculturas de gran valor, de Giraldo de Merlo. El retablo permaneció incólume hasta principios de este siglo, en que, por una serie de avatares, incluidas posibles sustracciones, los cuadros fueron desapareciendo, en circunstancias rodeadas de misterio, uno tras otro.Uno de los lienzos, Cristo en Casa de Simón, sustituido fraudulentamente en época indeterminada por una crucifixión de poco valor, se encuentra en Nueva York; otra de las pinturas, La Aparición del Ángel a la Magdalena, forma parte ahora de una colección particular y está en Londres; el lienzo Cristo en casa de Marta y María, ha ido a parar a Buenos Aires. El conocido como Noli me tangere está expuesto en el museo Lázaro Galdeano, de Madrid, después de ser descubierto por José Camón Aznar en una colección particular, en Londres, y traído de nuevo para España; y el quinto, una pequeña Verónica, resultó destruido en el incendio de la iglesia durante la guerra civil.

El cuadro de La Asunción de la Magdalena fue robado del templo parroquial junto a otro de menos valor, de la Escuela Sevillana, en la semana del 28 de octubre al 4 de noviembre de 1984. El párroco de Titulcia, Luis Manuel Moral, profesor en un colegio de los Salesianos en la capital, sólo acude al pueblo los domingos, para celebrar la misa. El 4 de noviembre advirtió que alguien había cortado el lienzo y lo había extraído de su marco. El autor o los autores, aún desconocidos, se llevaron también un cuadro de la Escuela Sevillana. Los dos cuadros aparecieron el 13 de noviembre siguiente en las obras del Monumento al Camionero, que sé ejecutaban en el término municipal de Benavente (Zamora).

Según declaraciones del párroco de Titulcia, el o los ladrones debieron asustarse al pasar por la localidad zamorana y comprobar que había allí un gran despliege policial, a causa de varios, atracos a entidades bancarias. Los ladrones temieron ser registrados. Abandonaron los cuadros, enrollados y envueltos en plástico, y avisaron a una emisora de radio local, por lo que fueron recuperados aquel mismo día.

Interviene un diputado

Los cuadros se habían mojado, parte de la pintura había desaparecido y durante el viaje se habían agrietado bastante. El alcalde de Titulcia, Delfín Corral, en representación del párroco, acudió a recogerlos y después de varios días de deliberación junto con el sacerdote acerca del lugar más, adecuado para dejarlos en depósito, se decidió escoger la casa-cuartel de la Guardia Civil de Ciempozuelos, municipio vecino.

El 2 de abril, la Comisión de Peticiones de la Asamblea de Madrid, de la que forma parte Juan Antonio Cánovas del Castillo, diputado del Grupo Popular y miembro de la Academia de Bellas Artes de San Telmo, de Málaga, tuvo noticias a través de la denuncia de un particular de las peripecias sufridas por los cuadros. La Comisión decidió poner los hechos en conocimiento de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, pero, Cánovas del Castillo, a título particular, acudió al cuartel de Ciempozuelos para comprobar el estado de las obras.

Según la descripción del diputado, los lienzos se encuentran depositados en una mesa colocada en el centro de una habitación de la casa cuartel utilizada como armero, sin cerradura, entre mosquetones y cartucheras. La estancia no reúne las mínimas condiciones para la conservación de una pintura delicada y deteriorada. Cánovas del Castillo realizó gestiones, acuciado por la llegada del verano y los peligros que supone para las telas, y, por fin, el ICROA ha decidido hacerse cargo de los lienzos y proceder a su restauración.

Subsiste el problema del destino final de los mismos, en particular el de El Greco. Tanto el párroco como el alcalde y el pueblo de Titulcia, han manifestado su deseo de que sea devuelto a la localidad, pero no se han adoptado medidas, por ahora, dirigidas a su protección futura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 1985

Más información

  • El diputado Cánovas del Castillo considera lamentables las condiciones del lienzo