Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suárez: "Militar en el CDS está de moda"

Santiago de Compostela

El ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, conmemoró el octavo aniversario de su victoria electoral del 15 de junio de 1977 asegurando que el Centro Democrático y Social (CDS) será la alternativa al Gobierno socialista y proclamando que "hoy militar en el CDS está de moda". Ignorando aparentemente la escasa implantación de su partido, especialmente en Galicia, Suárez dijo ayer a sus militantes locales que el CDS "gobernará y estará en la oposición, y volverá a gobernar, y seguirá existiendo por los siglos de los siglos".

Suárez clausuró este fin de semana el primer congreso regional de su partido en Galicia, ante unos 200 compromisarios que eligieron al médico de Santiago de Compostela José Antonio Arán como presidente del CDS gallego, en lista única, y por amplia mayoría.El presidente del CDS y ex presidente del Gobierno celebró, en la casi intimidad de su congreso gallego" el octavo aniversario de las primeras elecciones democráticas, en las que su partido, entonces UCD, obtuvo el respaldo para gobernar.

Ni González ni Roca

El aniversario marcaba también, de hecho, el comienzo de una dura precampaña electoral, que llevará a Suárez a recorrer, en las próximas semanas y hasta noviembre, casi todos los municipios gallegos. En este terreno, es probable que su principal competidor sea Manuel Fraga, presidente de AP, quien iniciará su campaña personal en verano, según fuentes del partido conservador, y recorrerá Galicia "pueblo a pueblo".Ni Felipe González, presidente del Gobierno, ni Miquel Roca, inspirador del Partido Reformista, tienen pensado hacer otro tanto, de acuerdo con fuentes próximas a sus respectivas organizaciones políticas; y ello hace que los entusiastas militantes del CDS locales hablen de que Galicia será escenario de una lucha cuerpo a cuerpo por el liderazgo de imagen política del hombre que marcará la alternativa al socialismo en los próximos años, independientemente de que Suárez y Fraga tengan talantes y representen opciones políticas bien distintas.

Pero Suárez no parece ir tan lejos como sus militantes gallegos. En una conferencia de prensa ofrecida el sábado en Santiago, poco antes del inicio del congreso gallego, dejó bien claro que "los resultados de las elecciones autonómicas en Galicia van a incidir poco en la marcha del partido en toda España; el test de las elecciones gallegas será la capacidad de crecimiento o descenso de las dos principales fuerzas hegemónicas, y no de las restantes".

Militante de Convergència

Con ello, de paso, Suárez rechazaba el guante lanzado hace una semana por Miquel Roca, quien retó a Suárez a retirarse de la liza estatal si su partido, el CDS, perdía en las elecciones autonómicas gallegas frente a los resultados que obtuviese la Coalición Galega, respaldada por la operación reformista."Resulta curioso que un militante de Convergéncia Democrática de Catalunya, como Roca, diga que si Coalición Galega pierde retirará al Partido Reformista, en el que tampoco milita, de toda España", fue su irónico comentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 1985

Más información

  • El ex presidente rechaza hacer de las elecciones gallegas un duelo con Roca